Vídeo: Agoniza la operación Galgo

23 de Marzo de 2012

La Audiencia Provincial de Madrid ha anulado las escuchas, los registros y parte de las declaraciones de los imputados por considerar que no había indicios suficientes para la investigación. Los tres jueces explican que en los 100 folios del informe presentado por la UCO para solicitar las escuchas no había indicios objetivos que justificaran los pinchazos telefónicos. En ese informe había vigilancias de la guardia civil a varios imputados, en concreto describen las visitas de atletas que recibe el entrenador de Marta Domínguez continuamente. Los agentes creen que son pases de sustancias dopantes pero no los comprueban para no alertar a los investigados. Los jueces dicen que tenían que haberlo comprobado y que la construcción de una hipótesis no justifica las intervenciones telefónicas. A lo largo del auto hay numerosos ejemplos de los indicios que la guardia civil presentó y que la Audiencia considera poco justificados o motivados.El fiscal jefe de Madrid que impulsó al investigación asegura que los indicios eran para él más que suficientes y aunque acata la decisión de la Audiencia, defiende la actuación policial. Al anular las conversaciones comprometidas quedan anulados los registros en los que encontraron epo, hormona de crecimiento, o trembolona y por ejemplo se sorprendió al atleta Bezabe cuando le acababan de transfundir sangre. Galgo se inició por la denuncia del ex entrenador de Marta Dominguez que enfadado porque ella le había dejado decidió hablar ante la UCO. Los jueces dicen que el rumor, o el chismorreo no es sufiente para arrancar una investigación.