Vídeo: Los agentes con más olfato de la Guardia Civil

14 de Enero de 2011

Los quinientos perros que forman parte del cuerpo de la Guardia Civil cada vez están más especializados. Algunos de sus últimos trabajos han sido por ejemplo: buscar el cadáver de Marta del Castillo en el río Guadalquivir. Su entrenamiento es muy exhaustivo pero siempre lo hacen jugando. El juego es su motivación. Los guardias les entrenan impregnado sus juguetes con los olores de las sustancias que tienen que buscar. Por ejemplo, un perro encontró una gota de sangre dos meses después de un crimen.