Vídeo: Admitida a trámite la denuncia de Acaip sobre la inseguridad en la cárcel de Picassent

30 de Marzo de 2010

Los presos más peligroso de Picassent, los del módulo 11, han fabricado un pincho carcelario de 70 centímetros. Los mismos presos de este módulo secuestraron hace 3 años a tres funcionarios. Lo han conseguido sin mucha dificultas. Derribaron a patadas un muro y se han apoderado de las barras de hierro del interior. No son las únicas armas intervenidas en Picassent. Los presos han fabricado pinchos a partir de otros materiales: como cepillos de dientes afilados, escobillas del cuarto de baño, tornillos de las cisternas y hasta huesos que encuentran en la comida. En noviembre consiguieron escaparse de las celda haciendo palanca. El sindicato Acaip ha denunciado esta situación y según el TSJV, un juez decidirá ahora si cierra el módulo o no como medida cautelar.