Vídeo: La acumulación de capital en España se estanca durante la crisis

26 de Julio de 2013

  El proceso de inversión en España se ha frenado considerablemente desde que empezó la crisis económica.Según el director de investigación del IVIE, Francisco Pérez:"La parte de los ingresos destinados al capital ha bajado del 30% al 19% en los últimos años". Tras 13 años de elevado crecimiento, con tasas superiores al 4% en algunas ocasiones, actualmente no supera el 0,86% del PIB en el caso del no residencial, mientras que el residencial no crece."La mejor noticia desde el punto de vista del desarrollo regional en España es que todas las comunidades cuando ha habido crecimiento han participado de él pero en cambio el acortamiento de las distancias ha sido muy moderado", destaca Pérez. El estudio observa que las comunidades autónomas con mayor PIB por habitante como  la Comunidad de Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña se benefician de sus mayores dotaciones de capital, mayores tasas de empleo y una productividad de sus capitales superior a la media española. Según el informe Inversión y stock de capital en España, nuestro país necesita un cambio en el proceso de inversión: mejorando la productividad del capital y evitando la infrautilización actual. "Muchas empresas pueden producir más con los capitales que ya tienen, en eso consiste tener capacidad no utilizada, en que se tienen las instalaciones, se tienen las maquinas, pero no se tiene la demanda", subraya el director del IVIE. La salida a esta situación se encuentra en la búsqueda de nuevos mercados "pasando a depender menos de Europa que es un mercado que crece poco y orientando nuestras ventas hacia Asia o América que son continentes que crecen más".  Aunque el proceso de recuperación de nuestra economía será largo, hay algunos signos de recuperación: "Hay ya una parte de la población española que está inmersa en el cambio de tejido productivo, como por ejemplo las exportaciones, que han crecido de manera considerable", señala el director del IVIE, Francisco Pérez.