Vídeo: Los accionistas de Bankia justifican su comportamiento durante la junta

26 de Junio de 2013

Antonio Orts está jubilado. Es ciego y uno de los accionistas forzosos de Bankia que ayer pidió turno de palabra en la junta. Para conseguir "que le hiciesen caso" se quitó la ropa. "Si hablas con un presidente de un banco y es como si hablaras a la pared. Para que me hiciesen caso tenía que tener una reacción", explicaba desde su casa en Gandía. " Lo que quería decirle al presidente es que Bankia me había quitado todo, los ahorros de 30 años trabajando." Laura fue la única accionista a la que el presidente de la entidad pidió perdón. La entidad se ha comprometido a no mandarle más cartas a nombre de su madre fallecida. De los 36.000 euros invertidos, no se sabe todavía.