Vídeo: 1.800 fosas por abrir

23 de Octubre de 2010

Es la vuelta al punto de partida. Aquí, en esta cuneta hoy cubierta con hormigón y un banco estaba enterrado junto a otros doce vecinos de la comarca de El Bierzo el cuerpo del abuelo de Emilio Silva, todos ellos fusilados por el bando franquista tres meses después de haberse iniciado la guerra civil. Una fosa común de la que muchos hablaban pero que nadie se atrevió a remover hasta 64 años después gracias a la insistencia de Emilio. El ADN ponía por primera vez nombre a las víctimas de las fosas. El hallazgo de los trece desaparecidos por sus ideales afloraba un silencio de décadas que tendría una respuesta inmediata sin precedentes. Miles de familiares de fusilados republicanos pedían ayuda para recuperar sus cuerpos enterrados en una de las cerca de 2.000 fosas comunes que ha contabilizado el gobierno en los últimos diez años. De ellas más de 1.800 están todavía por abrir, con una ley de memoria histórica aprobada en octubre de 2007 que cubre los gastos pero no la responsabilidad de las exhumaciones, tal y como le exigen los familiares. De momento ya se han recuperado más de 5.200 cuerpos de los 113 mil que se calcula que habría enterrados... Un largo camino por recorrer en el que no está Baltasar Garzón, el juez que se declaró competente para investigar los crímenes del franquismo y que fue suspendido temporalmente de sus funciones por el Supremo el pasado 14 de mayo...