Gobierno y CCAA ponen números a los próximos 3 años

El Consejo de Política Fiscal y Financiera(CPFF) vuelve a ser el punto de encuentro para fijar los objetivos de déficit y deuda pública, para el período 2018-2020. Es el paso previo para que el próximo lunes, 3 de julio, el Consejo de Ministros, en reunión extraordinaria, apruebe el techo de gasto para los Presupuestos del año que viene.

Eva Villanueva 29 de junio de 2017

Como si de una película se tratara, los actores llegan al CPFF con el guión aprendido. Por una parte, la Voz del gobierno, en la que la Vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, velan por alcanzar los compromisos alcanzados con la UE; y por otro lado, las Comunidades Autónomas que quieren más margen a la hora de gastar. Los consejeros socialistas, además, dejan poco margen para la improvisación, tras un encuentro preparatorio con los responsables de la nueva Ejecutiva de Economía del partido, para aunar fuerzas y defender una postura común.
En este escenario, sus señorías tienen que fijar la nueva senda de estabilidad presupuestaria, lo que implica cerrar el Acuerdo de límite de gasto no financiero para 2018, el denominado "techo de gasto", y la distribución de los objetivos de déficit público y de deuda.
Ya en la cita anterior, la del pasado 1 de diciembre, el CPFF fijaba un objetivo de deuda pública para el conjunto de las CCAA para el trienio 2017-2019 que marcaba un 24,1% para 2017; un 23,6% para 2018; y un 22,7% para 2019. Por otra parte, y según lo pactado con Bruselas, el déficit público se fija en el 2,2% para 2018, distribuido entre el 1,2% en la Seguridad Social, un 0,7% en la Administración Central y un 0,3% para las Comunidades Autónomas, frente al equilibrio que alcanzarán de nuevo las administraciones locales.