Expedientan a una guardia civil por ausentarse para ir al baño tras bajarle la regla

Una agente de la Guardia Civil ha sido expedientada por ausentarse de su puerto de trabajo durante 10 minutos para ir al baño a ponerse una compresa tras bajarle la regla. 

Que.es 10 de abril de 2017

Una agente de la Guardia Civil ha sido expedientada por ausentarse de su puesto de trabajo durante 10 minutos para ir al baño a ponerse una compresa tras bajarle la regla. Según publica El País, esto ocurrió el pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, cuando la agente decidió bajar del coche patrulla desde donde estaba realizando las tareas rutinarias de vigilancia con el fin de "no manchar su uniforme ni el vehículo oficial". 

Según explica su abogado a dicho medio, cuando la guardia volvió del cuarto de baño se encontró con los gritos y amenazas del teniente por haber abandonado su puesto, pese a que ella le explicó los motivos. 

Fue entonces cuando la mujer consideró que había recibido un trato injusto, por lo que pidió a su jefe de turno hablar con un superior, pero le dijeron que para eso tenía que seguir la jerarquía, por lo que la enviaron con el teniente con el que había tenido el problema. Cuando el teniente supo que la agente le iba a denunciar, éste le abrió un expediente disciplinario por "inexactitud en el cumplimiento de las órdenes recibidas", es decir, por lo haber pedido permiso para ir al baño. Además, le dijo: "A mí no me cuentes milongas, vas al baño antes o después del punto de control pero no durante".

Finalmente, la agente pidió al instructor del expediente, un oficial de la Comandancia de Barcelona, que activara el protocolo de acoso laboral, algo que aún no se ha producido.