Un diluvio arrasa el camping de los asistentes al Arenal Sound Festival

Una inmensa cortina de agua arrasó las tiendas de campaña y puso un final abrupto al Arenal Sound Festival de Burriana, en Castellón. Decenas de jóvenes tuvieron que ser rescatados y atendidos por la Cruz Roja desde la pasada madrugada por los enormes torrentes de agua que se generaron. Muchos de los conciertos y actividades quedaron suspendidos este viernes

Qué.es 31 de julio de 2015

El diluvio universal para recibir a la música. Tan solo unas horas de calma desde que comenzó uno de los festivales veraniegos más multitudinarios del panorama español, el Arenal Sound Festival. Porque llegó la tormenta, el diluvio, y mandó parar. Una enorme tromba de agua obligó a la organización del festival a cancelar los conciertos que tenían previsto para este viernes y a evacuar a todos los asistentes del evento.

Fue durante la madrugada y tras algunos grandes conciertos de la tarde como el de Jero, que ya habían sido pasado por agua, cuando otro chaparrón terminaba de inundar el camping. Así, muchos campistas recogieron su tienda, y se marcharon de los espacios habilitados, antes de su evacuación. Entre 800 y 1.200 jóvenes tuvieron que ser desalojados más tarde por la amenaza de lluvia torrencial.

Con la situación creada, la indignación de los asistentes en Twitter por la supuesta desorganización y el caso en el evento ante la contundencia de la tormenta llevó a los organizadores a llamar a la calma a todo el mundo y a pedir desde su cuenta oficial que no cundiera el pánico. En los últimos minutos la calma ha llegado y el festival parece rodar de nuevo para lo que queda de este caluroso fin de semana. "Si el tiempo lo permite, confiamos en que sí, disfrutaremos de la música en esta jornada. Los campings están controlados y seguimos trabajando", anuncia el community manager del Arenal Sound, según cuenta el diario Las Provincias.

El caso es que la situación creada fue tal que el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha convocado este viernes una visita al centro de Coordinación de Seguridad del Festival Arenal Sound, tras la noche 'movidita'.