Pablo Iglesias arrasa con Podemos: ¿Quiénes son y qué defienden?

La fuerza de Pablo Iglesias, Podemos, ha arrasado en las urnas obteniendo un total de 5 escaños. La formación defiende una economía democratizada y cercana al ciudadano, promoviendo la soberanía popular.

Que.es/Europa Press 26 de mayo de 2014

Pablo Iglesias ha dado la sorpresa en las elecciones europeas al convertirse 'Podemos' en la cuarta fuerza política más votada por encima de UPyD. Un total de 5 escaños en el Parlamento han dado una clara victoria a un partido que se creó hace apenas cinco meses.

En algunas comunidades autónomas, Podemos ha conseguido ponerse por encima de IU, convirtiéndose en Aragón, Cantabria, Madrid, Baleares y Asturias en la tercera fuerza más votada. 1.239.133 votos que llevan a la Eurocámara a Iglesias, el profesor más mediático de la Complutense.

Podemos es una formación política que defiende acercar el sistema hasta ponerlo en manos de los ciudadanos, con un lema de gran calado en la sociedad ya que apelan continuamente a la palabra gente.

Pablo Iglesias, profesor de la Complutense, politólogo y tertuliano de 35 años, vestido con camisas de cuadros y coleta irá a Europa a defender la soberanía del pueblo y el debate para "democratizar la economía" proponiendo un plan contra la corrupción.

Las manos derechas de Iglesias serán una profesora de secundaria, Teresa Rodríguez, un ex fiscal de anticorrupción, Jiménez Villarejo, una autónoma en paro, Lola Sánchez y el científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Pablo Echenique-Robba.

¿QUÉ DEFIENDEN?

La nueva formación, creada en enero con el objetivo de "convertir la indignación en cambio político", se marcó como meta conformar un amplio frente de izquierdas que fuera capaz de acabar con el bipartidismo y dar respuesta a los verdaderos problemas de los ciudadanos. Para ello, Iglesias hizo un llamamiento a IU y a otras fuerzas y movimientos políticos para concurrir en una sola candidatura en estos comicios, si bien el acuerdo no fue finalmente posible y Podemos se presentó en solitario.

Iglesias se encargará de defender la necesidad de poner en marcha una auditoría ciudadana de la deuda pública y privada "para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas", medida que ya fue adoptada por el Gobierno de Ecuador de Rafael Correa y que el profesor ha utilizado como ejemplo de cómo se debería hacer.

De hecho, el Iglesias ha defendido en varias ocasiones que los gobiernos de izquierdas latinoamericanos constituyen un ejemplo de que es posible "hacer una gestión postneoliberal de la crisis", sin cuestionar "ciertas reglas de la economía de mercado, aunque planteando un horizonte socialista".

En esta línea, Podemos también aboga por recuperar el control público en sectores estratégicos de la economía como las telecomunicaciones, la energía, la alimentación, el transporte, el sanitario, el farmacéutico y el educativo, "mediante la adquisición pública de una parte de los mismos, que garantice una participación mayoritaria pública en sus consejos de administración y/o creación de empresas estatales que suministren estos servicios de forma universal".

Asimismo, Iglesias y su formación también defienden la necesidad de abrir un proceso constituyente que establezca nuevas bases jurídicas de convivencia para garantizar los derechos sociales de la población, en las que elementos como la propiedad privada estén subordinados al interés social.

Otra de las bases que sustentan su programa es la apuesta por impulsar la participación ciudadana a través, por ejemplo, de la creación de un Comisariado de Participación en la Comisión Europea o de la puesta en marcha obligatoria de unos "presupuestos participativos" en todos los ámbitos de la administración.

Además de su programa, Podemos elaboró un decálogo de compromisos que ahora Pablo Iglesias y los otros cuatro nuevos eurodiputados de la formación deberán cumplir desde sus escaños, entre los que figuran, entre otros, la obligación de que la retribución neta mensual que perciban sea como máximo tres veces el salario mínimo español, es decir, unos 1.935 euros en 14 pagas, y de destinar el dinero sobrante a financiar a la formación o a otros proyectos que compartan los fines de Podemos.