Reforma del aborto: Villalobos pide "respeto" al PP para los que piensan como ella

La vicepresidenta primera del Congreso y diputada del PP, Celia Villalobos, ha considerado que el debate abierto a raíz de la reforma de la ley del aborto "en estos momentos no era necesario", y ha pedido a su partido "respeto" para las personas que piensan como ella, de forma diferente. De todos modos, ha asegurado que hará "todo lo posible" para defender sus ideas.

EP 14 de febrero de 2014

Tras votar este pasado jueves, junto con el PSOE y el resto de la oposición, a favor de retirar el anteproyecto de reforma de la ley del aborto propuesta por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, Villalobos ha sido preguntada al respecto este viernes en una rueda de prensa en Marbella (Málaga) y ha dicho que le molesta "profundamente" que "cada vez que el PSOE quiere sacar rédito político, tiene que usar a las mujeres".

"Estoy muy harta de que unos y otros utilicen a las mujeres como si fuéramos tontas, como si fuéramos menores de edad y no tuviéramos capacidad de discernimiento", ha declarado.

Villalobos ha dejado claro que le "molestan las chirigotas de unos y las chirigotas de otros" y ha advertido de que se trata de "un tema lo suficientemente serio como para que se analice profundamente como se está haciendo en estos momentos". "Están llegando muchas opiniones sobre un texto que no conocemos, más allá de lo que el señor Ruiz-Gallardón dijo en una rueda de prensa", ha añadido.

APOYO DE SUS COMPAÑEROS A LA REFORMA

Sobre lo que ocurrirá finalmente, ha indicado no saberlo, pero sí ha reiterado que hará "todo lo posible" para defender sus ideas. "¿Si la ley llegase va a tener el mismo respaldo? Pues no estoy tan segura por las conversaciones que tengo con mis compañeros". De todas formas, ha incidido en que por el momento "no es más que una entelequia".

"Hay ayuntamientos del Partido Popular que han votado lo que he votado yo y comunidades autónomas, y todos son tan del PP como los que han votado lo contrario", ha incidido.

Según ha dicho, "el PP es diverso" y "esa es su diferencia con un partido de izquierdas". "No tiene más connotaciones ni hay divisiones", ha aseverado, agregando que el aborto "es una cuestión que forma parte de la moral privada".

"Los que no somos religiosos también tenemos una moral con la que vivimos, y sabemos distinguir el bien del mal y los límites de la libertad", ha defendido la diputada del Partido Popular por Málaga.

De cualquier modo, ha aclarado que "no ha tenido problemas" al romper la disciplina de voto del PP, "ni nadie" le ha "dicho nada". Tras votar a favor de la retirada del anteproyecto de Ruiz-Gallardón, la dirección del Grupo Popular tiene previsto abrirle un expediente sancionador.

ÁNGELES MUÑOZ

Sobre este asunto, la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), que ha comparecido junto a Villalobos, ha indicado que hay "muchas sensibilidades" dentro del Grupo Popular, por lo que comparte con la vicepresidenta del Congreso que "vote en conciencia". Con todo, ha dicho que ella habría votado en contra de la retirada del anteproyecto por "la utilización que ha querido hacer de manera absolutamente partidista el PSOE".

Muñoz ha confiado en que "una ley compleja como ésta tenga el máximo consenso", y, como médico, ha añadido que "el aborto tiene que tener una cobertura legal, pero no puede utilizarse como método anticonceptivo porque hay otras alternativas".

Aunque es "una ley compleja" y "probablemente no contentará a todo el mundo", Muñoz ha opinado que debe tener "unos principios claros" y "contemplar que el aborto no es un método anticonceptivo", pero también que "hay que dar cobertura legal a algunos supuestos". No ha querido pronunciarse más allá de eso y ha apuntado que cuando pase el trámite parlamentario, valorará la reforma.