UPyD e Izquierda Plural, a favor de regular la asistencia y el sueldo de los diputados

El grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado este viernes en el Congreso sus propuestas de reforma del Reglamento de la Cámara y, entre otras cuestiones, quiere regular la asistencia de los diputados y poner límites a sus salarios.

Europa Press 7 de febrero de 2014

Izquierda Plural llevará el próximo miércoles a la reunión de la Comisión del Reglamento, que comenzará a trabajar en la reforma de las normas que rigen el Parlamento desde 1982.

Esta semana también se han conocido algunas de las propuestas que Unión, Progreso y Democracia (UPyD) defenderá en esa cita, y precisamente también plantea que se estudie la posibilidad de que sus señorías tengan que 'fichar', como se hace en otros parlamentos, empezando por el europeo. Al igual que la formación magenta, IU-ICV-CHA se muestra partidario de que los diputados tengan que justificar sus ausencias, incluyendo la posibilidad de ser sancionados.

NO MÁS QUE UN DIRECTOR GENERAL

Pero, además, el portavoz parlamentario de la Izquierda Plural y ponente en la citada comisión parlamentaria, José Luis Centella, también defiende la conveniencia de que los diputados perciban un salario "nunca superior" al establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada año para un director general.

Las 'recetas' de la Izquierda Plural, promotor de la necesidad de ponerse 'manos a la obra' para modificar el Reglamento del Congreso, también pasan por ampliar el número de preguntas que se dirigen al presidente del Gobierno en las sesiones de control, reorientar la Comisión de Peticiones para que deje de ser "un mero buzón" de sugerencias, fomentar el papel individual de cada diputado, ampliar el número de iniciativas que puede presentar cada grupo parlamentario y regular los Debates sobre el estado de la Nación.

De la misma forma, IU-ICV-CHA reforzar el régimen de incompatibilidades de sus señorías, regular la posibilidad de reprobar o cesar al presidente del Congreso, flexibilizar la creación de comisiones de investigación, reducir el plazo de respuesta del Gobierno a las preguntas por escrito que plantean los grupos y regular la relación directa del ciudadano con los diputados a través de un método que propicie iniciativas personalizadas sobre cuestiones o preguntas que se le planteen desde su circunscripción.

MARCAR A LOS TRÁNSFUGAS

Por otro lado, aboga por separar el Grupo Mixto para distinguir entre las formaciones con respaldo electoral que no han alcanzado los requisitos para formar grupos parlamentario propio y aquellos diputados que han abandonado el grupo al que se habían adscrito inicialmente. Se trata de una medida concreta contra el transfuguismo para marcar a estos diputados como "no adscritos".

Por último, Izquierda Plural plantea regular la posibilidad de celebrar encuentros periódicos en sede parlamentaria, abiertos a la ciudadanía, para la "rendición de cuentas" de los trabajos parlamentarios. Junto a otras fórmulas de rendición de cuentas ordinarias, podría establecerse un día de "Puertas Abiertas", dónde los distintos portavoces de los Grupos Parlamentarios contestasen a preguntas formuladas por los ciudadanos desde el mismo hemiciclo.