Falsas víctimas en la AVT: ¿Medió Pedraza ante Interior para que su vicepresidente fuera declarado víctima?

Una asociación de víctimas cuyo vicepresidente no lo era de forma legítima. Esa es la denuncia que realiza hoy el diario El Mundo. Según el rotativo la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, medió con el Ministerio del Interior para que la persona de su máxima confianza, Miguel Ángel Folguera, fuese declarada oficialmente víctima del terrorismo. La denuncia parte de trabajadores de la propia asociación

Qué.es 4 de febrero de 2014

EL revuelo que ha causado la noticia ha sido mayúsculo aunque la propia Pedraza negase ayer en una nota las denuncias de los trabajadores, ex trabajadores y víctimas contra su gestión y la de Miguel Folguera en la AVT. Según la asociación, las acusaciones son una "clara venganza personal por no ceder a montajes y conspiraciones", y responden a "una clara estrategia"para desprestigiar su trabajo.

Las denuncias en cuestión revelan que la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo pudo mediar y solicitar a Interior que su vicepresidente, Miguel Ángel Folguera, fuese declarado oficialmente víctima del terrorismo. Y hay fecha para esa petición. Según el diario El Mundo se produjo en un encuentro el 20 de octubre de 2011. En esa fecha Pedraza habría entregado un dossier con informes de la propia AVT que apoyaban la petición, a los entonces responsables de Oficina de Atención a Víctimas.

Folguera reclamaba que se le reconociera la condición de víctima porque aseguraba que fue de los afectados por un atentado perpetrado por ETA en Madrid, en 1987, ante la sede de la Dirección General de la Guardia Civil, en la calle de Guzmán el Bueno. Esa petición ha sido rechazada tanto por el Ministerio como por la Audiencia Nacional, al considerarse que no existe prueba alguna de que Folguera estuviera aquel día en el lugar del atentado.

Todas esas gestiones habían sido denunciadas por personal de la propia asociación. Así, una psicóloga de la AVT, que fue despedida por la presidenta de la asociación, denunció por escrito estos intentos parara convertir en víctima a Folguera. Esas denuncias fueron enviadas a los responsables de Interior advirtiendo que no había evidencia de que Folguera fuera víctima.

Según esta empleada su despido posterior fyue una "represalia".