Alejo Vidal-Quadras podría encabezar la lista de Vox a las Europeas

Alejo Vidal Quadras ha fichado por Vox, el partido de Ortega Lara, y podría encabezar la candidatura a las europeas si así lo deciden los integrantes tras la celebración de las primarias el próximo mes de marzo.

Qué.es 27 de enero de 2014

Youtube

Alejo Vidal Quadras ha pasado a ser miembro de Vox tras anunciar su baja del PP tras 30 años de militancia. El vicepresidente del Parlamento Europeo podría encabezar la lista europea tras las primarias que se celebrarán entre todos los militantes de este partido a primeros de marzo.

En ese sentido, el presidente del Comité Político Provisional de Vox, José Luís González Quirós, se ha felicitado porque haya decidido unirse a esta formación política.

Asimismo ha reconocido que "el capital político de Alejo Vidal-Quadras reforzará la proyección y la solidez del nuevo proyecto" y espera que "pueda encabezar la lista europea tras las primarias que se celebrarán entre todos los militantes de Vox y que se convocarán en una Asamblea extraordinaria prevista para primeros de marzo"

González Quirós ha explicado que en estas primarias participarán todos los militantes, bien de manera presencial, bien a través de un sistema digital con garantía notarial que será la primera vez que se estrene en España.

Cabe recordar que los impulsores de Vox son Jose Luis González Quirós, José Antonio Ortega Lara, Santiago Abascal, Ignacio Camuñas, Cristina Seguí, Enrique Álvarez, Maria Jesús Prieto-Laffargue, Iván Espinosa de los Monteros y Ana Velasco Vidal-Abarcal.

DIFERENCIAS CON LA CÚPULA DEL PP

Vidal Quadras ha tomado la decisión de abandonar las filas del PP por las diferencias con la actual cúpula. Así, en una entrevista concedida a Qué.es el pasado 14 de octubre, manifestó:

"No creo que este estilo prepotente, cerrado, autoritario y antipático nos ayude mucho frente a la opinión publica. La junta directiva nacional que es el gran parlamento interno del PP, tiene que reunirse cada cuatro meses según los estatutos. En los últimos dos años, se ha reunido dos veces. Marca un estilo. No interesan las inquietudes de los miembros del partido. En el PP unos mandan y otros tienen que obedecer".