Rajoy, en Cataluña: "Mientras yo sea presidente nadie fragmentará España"

El discurso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el cierre de la convención del Partido Popular de Ctaluña ha reafirmado su compromiso con la unidad de España y en contra del plan soberanista.

Qué.es 25 de enero de 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado que impedirá la consulta de autodeterminación en Cataluña con la ley en la mano: "Mientras yo sea presidente del Gobierno, ni se celebrará ese referéndum que algunos pretenden ni se fragmentará España".

Al clausurar la convención del PP catalán, ha justificado su actitud hasta ahora ante el proceso soberanista: "He procurado ser prudente para no crear tensiones adicionales; porque soy así, y continuaré haciéndolo. Pero eso no está reñido con dejar las cosas claras".

"Mi obligación es no permitir que se celebre ese referéndum, porque, de lo contrario, estaría violando la ley", ha dicho mientras los asistentes al acto le aplaudían y han llegado a gritarle 'No pares, sigue, sigue'.

Por eso, ha pedido a los impulsores de la consulta que respeten las reglas de la convivencia y los derechos de los demás, y ha criticado a quienes presentan el 'derecho a decidir' "eufemísticamente" cuando en realidad están hablando de 'derecho deautodeterminación'.

Ante el argumento del Ejecutivo catalán de que votar es democrático y de que no permitir la consulta va contra la democracia, ha advertido de que es necesario respetar la ley para que un acto sea democrático.

Ha defendido que, en lo que afecte a toda España --sea un cambio de sistema político o una fragmentación de su territorio-- "tienen derecho a opinar todos los afectados, es decir, todos los españoles", porque a todos les afectan sus consecuencias.

LA CONSTITUCIÓN

"Cada catalán, como cada valenciano, es copropietario de toda España, que es un bien indiviso", ha remachado Rajoy, que reconoce que es posible cambiar la Constitución y emplaza a quien quiera cambiar el marco jurídico a lograr las mayorías para poder hacerlo.

El jefe del Ejecutivo central ha defendido las ventajas que la Carta Magna y formar parte de España han conllevado para Catalunya: "Unidos somos capaces de llegar mucho más lejos de a lo que llegaríamos por separado".

Además, el presidente del Gobierno ha advertido al de la Generalitat, Artur Mas, de que no dialogará sobre una consulta de autodeterminación porque está fuera de la legalidad y porque la soberanía corresponde a todos los españoles: "Desde luego, que no se me busque para negociar lo que considero que perjudica profundamente al conjunto de mis patriotas".