El PP se vuelca en Cataluña en su oposición a la consulta soberanista

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausura la convención del Partido Popular en Cataluña y se espera que adelante algún detalle sobre su plan para ahcer frente a la consulta de autodeterminación una vez que ya se le ha puesto fecha y se ha iniciado el proceso. Se trata de la primera visita del presidente del Gobierno desde el pasado 12 de diciembre, fecha en la que CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP, acordaron su propuesta.

Qué.es 25 de enero de 2014

El discurso de Mariano Rajoy en el cierre de la convención del Partido Popular de Cataluña ha generado un gran expectación. Se trata de la primera vez que el presidente del gobierno, que acudirá acompañado de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, visite Cataluña dese que las fuerzas soberanistas pusieran fecha a la consulta de la independencia. 

La última vez que el jefe del Ejecutivo central estuvo en Cataluña fue a finales de octubre, cuando participó en la inauguración del I Foro Económico del Mediterráneo Occidental, una visita precedida por un desencuentro con Mas después de que el presidente catalán pidiese intervenir en el acto y se le denegase.

Tras el pacto por la fecha y la pregunta de la consulta, las posibilidades de una reunión entre Rajoy y Mas para hablar de la consulta se han enfriado, y desde las filas populares se sostiene que el presidente del Gobierno central está dispuesto a hablar con el mandatario catalán sólo de aquello que cabe en la Constitución.

De hecho, mientras Rajoy interviene en Barcelona está previsto que el presidente de la Generalitat coincida con la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, en un encuentro en el Baix Empordà (Girona) promovido por la empresa de cazatalentos Seeliger & Conde, un almuerzo al que se sumarán más tarde los ministros Jorge Fernández (Interior), José Manuel Soria (Industria, Energía y Turismo) y Ana Pastor (Fomento), y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho.

ALTERNATIVA A LA INDEPENDENCIA

Rajoy clausurará una convención que debe suponer el punto de partida de una mayor presencia de dirigentes nacionales del partido y miembros del Gobierno en Catalunya para hacer frente al proceso soberanista, una estrategia con la que los populares quieren devenir "la referencia política de todos los que se sienten catalanes y españoles".

Entre las filas populares se observa con cierta preocupación el auge de C's que apuntan algunas encuestas, por lo que el cónclave de este fin de semana se observa también como una oportunidad de presentarse ante los catalanes como "el único partido capaz de frenar el independentismo en Catalunya, en el Congreso y en Europa".

El encuentro ha querido también ahuyentar las voces que apuntaban a un distanciamiento entre Génova y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, que este viernes ya fue arropada por la secretaria general del partido y presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, los ministros Cristóbal Montoro (Hacienda y Administraciones Públicas), José Manuel Soria (Industria) y Jorge Fernández (Interior).