Rajoy cree que hay "signos inequívocos" de recuperación

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, que "ya nadie duda de la estabilidad económica de España". También ha asegurado que no cejará en su empeño de trasladar a la UE la necesidad de poner en marcha iniciativas destinadas a crear empleo.

Europa Press 17 de enero de 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que existen "signos inequívocos" de recuperación económica tras varios años de recesión y que el grueso del trabajo ha quedado atrás, y como muestra de ello, citó la mejora de los índices de confianza, el fin del programa de asistencia al sector financiero, la ausencia de dudas sobre un rescate general al país o la reducción del déficit público. "Ya nadie duda de la estabilidad económica de España", subrayó.

Durante una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, con quien se reunió en La Moncloa, el jefe del Ejecutivo afirmó que estos datos ponen de manifiesto que las reformas acometidas tanto en Europa como en España están "finalmente dando sus frutos" y que gracias a los "grandes esfuerzos" de los españoles la economía está mostrando signos claros de recuperación.

Junto con las reformas en España, Rajoy resaltó que a esta recuperación también ha contribuido que la UE haya restablecido "la confianza en la estabilidad del euro", así como la adopción en el tiempo previsto de los mecanismos e instrumentos necesarios para poner en marcha la unión bancaria. "Se ha pasado de hablar sólo de austeridad a poner en marcha iniciativas para el crecimiento y el empleo", subrayó el jefe del Ejecutivo.

Rajoy afirmó que los datos sobre la economía española muestran también una "frenada" en la destrucción de empleo, si bien indicó que aún queda camino por recorrer y que el Gobierno "no cejará en su empeño" de trasladar a la UE la necesidad de llevar a cabo reformas e iniciativas destinadas a la creación de empleo.

En este sentido, dijo que la reducción del desempleo es un avance "positivo", pero no "suficiente", y añadió que la recuperación económica y la creación de empleo deben "ir de la mano". Así, dijo que la mejora de las exportaciones españolas contribuye también "de manera significativa" a la lucha contra el desempleo.

"Aunque somos plenamente conscientes de que el grueso del trabajo queda a nuestras espaldas, no podemos ni debemos bajar la guardia, el tiempo ha demostrado que no existen atajos para la plena recuperación y hay que trabajar sin tregua en aras de la creación de empleo de calidad, especialmente entre los jóvenes", reiteró Rajoy.