El juez imputa a la Infanta Cristina por delito fiscal y de blanqueo de capitales

La Infanta Cristina deberá declarar el próximo 8 de marzo como imputada después de que el juez Castro haya decidido imputarla por delito fiscal y de blanqueo de capitales en relación al caso Nóos.

Qué.es/Agencias 7 de enero de 2014

El juez Castro ha decidido imputar a la Infanta Cristina, en contra de los criterios del Fiscal y de la Abogacía del Estado, para que sea ella misma quien ofrezca las explicaciones pertinentes sobre cuentas, tarjetas, facturas o gastos y si sabía o no la procedencia ilícita del dinero. 

El juez José Castro ha imputado a la Infanta por presunto delito fiscal y de blanqueo y la ha citado a declarar el 8 de marzo, sábado, a las 10.00 de la mañana, según un auto dictado este mismo martes.

El auto, de 227 páginas ha sido recibido por las partes también esta misma mañana.

Los delitos que se le imputan a la Infanta son graves y conllevan penas duras. Por ejemplo, el Código Penal prevé hasta seis años de cárcel por el delito de blanqueo de capitales.

La causa que investiga el 'caso Nóos' es la malversación de caudales públicos por valor de 5,8 millones de euros en contratos que el Instituto Nóos, dirigido por el marido de la Infanta Cristina, Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres, habría firmado con las administraciones de la Comunidad Valenciana y de Baleares.

SE PERMITE MENTIR

La imputación no significa en ningún caso condena. Es una fórmula que, en realidad, amplía los derechos de defensa de la persona que se ve exonerado de los deberes de los testigos. Por ejemplo, del deber de decir la verdad. Además, permite contar en todo momento con la asistencia de un abogado.

El abogado de la Infanta Cristina, Miquel Roca i Junyent, ha afirmado que está "absolutamente y plenamente convencido" de la inocencia de su cliente, y ha anunciado que recurrirá ante la Audiencia de Palma la segunda imputación de la hija del Rey.

En declaraciones a los medios ante las puertas de su bufete de abogados en Barcelona, Roca i Junyent ha admitido que "no es una situación agradable".

Ha calificado el texto del juez de "más extenso y acotado" que el primer auto, aunque ha precisado que los criterios son los mismos que los de la primera imputación y que siguen sin tener fundamento.