Operación del Rey: Don Juan Carlos ingresa para el implante de una prótesis definitiva

El Rey Don Juan Carlos ingresa este jueves en el Hospital Universitario Quirón donde se le pondrá una prótesis definitiva en la cadera.

Qué.es/EP 21 de noviembre de 2013

El primer implante que se le puso a Don Juan Carlos tuvo que ser retirado por una infección de piel de origen desconocido. Ahora Don Juan Carlos vuelve a ingresar en el Hospital Universitario Quirón, en Pozuelo de Alarcón, Madrid, para ponerse la que se espera sea la prótesis definitiva.

Volverá a dirigir la operación el especialista en cirugía de cadera Miguel Cabanela, gallego afincado en EEUU, donde lleva más de 40 años vinculado a la Clínica Mayo de Rochester (Minesota).

Cabanela, que ha supervisado desde EEUU la recuperación del monarca en estos casi dos meses, tenía previsto llegar este miércoles a Madrid. Contará de nuevo con la asistencia del cirujano Robert Trousdale, uno de sus colegas en la Clínica Mayo.

Como ocurrió en la intervención anterior, Cabanela ha renunciado a cobrar por operar al Rey, por lo que la Clínica Mayo solo facturará a la Casa del Rey la minuta correspondiente a Trousdale.

El jefe del Estado se someterá hoy a su cuarta operación quirúrgica en menos de un año. Esta intervención es consecuencia de una infección de origen desconocido aparecida en el tejido que rodeaba la primera prótesis que le colocó en su cadera izquierda, deteriorada por la artrosis, el doctor Angel Villamor en noviembre de 2012.

Para hacer frente a esa infección --no muy común, pues afecta solo a entre el uno y el dos por ciente de pacientes con prótesis de cadera-- Cabanela decidió intervenir al Rey en dos fases. En la operación del pasado 24 de septiembre, más complicada que la de hoy, le retiró la prótesis anterior y la reemplazó por otra nueva recubierta de altas dosis de antibiótico para combatir el proceso infeccioso.

Ahora tan solo tendrá que sustituir la prótesis temporal por otra definitiva en un tejido sano, de manera que se espera que la operación dure menos que la de septiembre, que se prolongó por dos horas y media. Al tratarse ésta de una intervención más sencilla, como indicó el propio Cabanela en rueda de prensa en septiembre pasado, es previsible que el monarca pueda recibir también antes el alta.