Europa pide a España más ajustes y recortes en los presupuestos de 2014

Bruselas ha evaluado la situación de la economía española y ha pedido que el país ajuste más los presupuestos del próximo año para conseguir llegar al objetivo de déficit marcado por la Unión Europea y tras el rescate a la banca. El Ejecutivo ha asegurado que cumplirá los acuerdos y recortes que le marca la Comisión Europea.

Europa Press 15 de noviembre de 2013

La Comisión Europea ha dictaminado este viernes que el presupuesto de España para 2014 no garantiza el cumplimiento del objetivo de rebajar el déficit hasta el 5,8% del PIB fijado por la UE y por ello ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que apruebe recortes adicionales.

"Para 2014, el borrador de presupuesto español corre el riesgo de no respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ya que el objetivo de déficit global podría incumplirse y tampoco se prevé que se logre la mejora estructural recomendada", ha avisado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

"La Comisión invita por tanto a las autoridades españolas a que adopten las medidas necesarias en el curso del procedimiento presupuestario nacional para garantizar que el presupuesto de 2014 cumpla plenamente" el Pacto de Estabilidad, señala el comunicado.

Según las previsiones de otoño de Bruselas, España registrará en 2014 un déficit presupuestario del 5,9%, ligeramente por encima del objetivo.

Ello se debe a que la previsión de crecimiento del Ejecutivo comunitario es ligeramente inferior a la que calcula el Gobierno y también la de creación de empleo, lo que se traducirá en "un crecimiento de los ingresos más débil".

Para 2013, el Ejecutivo comunitario considera que el Gobierno español sí ha tomado "medidas eficaces" para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit del 6,5% del PIB. No obstante, avisa de que hay "riesgos significativos" debido a la caída de ingresos y a posibles desvíos de las comunidades autónomas.

Por lo que se refiere a 2015 y 2016, Bruselas denuncia que el Gobierno "todavía no ha especificado medidas suficientes para ajustar el déficit en línea con los objetivos" fijados por la UE.

El Ejecutivo avisa de retrasos en algunas de las recomendaciones, en especial la referida a la revisión de la calidad del gasto público y la reforma fiscal. El Gobierno no ha concretado ningún plan para realizar esta revisión y por lo que se refiere a la reforma fiscal, se ha limitado a crear un grupo de expertos que no dará su opinión hasta febrero de 2014, según critica la Comisión.