El Consejo de Ministros dará luz verde al Estatuto de la víctima

El Consejo de Ministros aprobará este viernes el Estatuto de la Víctima, que dará mayor amparo judicial a los afectados por delitos de terrorismo, violacones o lesiones. Llega tras conocer la sentencia del de la Corte Europea de Derechos Humanos que en consecuencia dejará en libertad a criminales, violadores y etarras.

Qué.es - Europa Press 25 de octubre de 2013

El Ejecutivo aprobará hoy el Estatuto de la Víctima, anteproyecto de ley que coincide con un momento de indignación en las víctimas del terrorismo por la derogación de la doctrina Parot y la puesta en libertad de la etarra Inés del Río.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, dará luz verde al texto en el Consejo de Ministros y asegura que no tiene nada que ver con el fallo de Estrasburgo y explica que se llevaba trabajando en ello todo el año. El Estatuto de la Víctima ampliará los derechos de éstas y una mayor atención en el ámbito jurídico y social para reparar el daño sufrido y minimizar los daños que haya podido causar el delito.

Las víctimas de ETA han mostrado el rechazo a la sentencia desde un primer momento, pidiendo al Gobierno central que no la acate y con una movilización el domingo bajo el lema 'Justicia para un final con vencedores y vencidos', a la que asistirán líderes del Partido Popular.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, explicó que el anteproyecto permitirá personarse en los procedimientos "para que puedan estar informadas y alegar lo que consideren oportuno en los cambios sustanciales en situación procesal de los condenados de los que son víctimas".

El Estatuto también permite facilitar cauces de participación para las víctimas de delitos de terrorismo, homicidio, lesiones o contra la libertad e indemnidad sexual castigados con más de cinco años de cárcel o cuando sean hechos que deriven en una situación de peligro para la víctima.

Otras novedades son que los afectados de delito puedan recurrir las resoluciones de sobreseimiento y archivo, y un acceso a la información concreta de la causa. El ministro Gallardón ha explicado que no se podrán grabar imágenes de la víctima del delito sin su consentimiento previo.