Caso Asunta: El juez eleva a asesinato la imputación de los padres de Asunta Basterra

La imputación ya es de asesinato. El juez José Antonio Vázquez Taín ha elevado la imputación de los padres de la niña Asunta Basterra, Rosario Porto y Alfonso Basterra, que han sido trasladados a Teo, a pocos kilómetros de Santiago de Compostela, para participar en un registro.

Qué.es 18 de octubre de 2013

Los padres de la niña Asunta Basterra Porto, hallada muerta el 22 de septiembre en una pista forestal de Teo (A Coruña), Rosario Porto y Alfonso Basterra, ya son oficialmente imputados por supuesto asesinado de su hija. Ambos llegaban a primera hora de la mañana de este viernes a los juzgados de Santiago, procedentes de la prisión coruñesa de Teixeiro, para ser informados de que el proceso que se instruye por la muerte de su hija, y en el que están imputados por homicidio, será juzgado por jurado popular.

Los dos padres de la niña, que permanecen en prisión provisional, han sido trasladados a la casa de Montouto, en el municipio coruñés de Teo, para presenciar un nuevo registro en esta vivienda familiar que fue heredada por Rosario Porto de sus ya fallecidos padres.

El juez que lleva la causa, José Antonio Vázquez Taín, había declarado que en la vista de este viernes no pedirá nuevas diligencias, sino que esperaba que fuera el fiscal del caso el que las solicite.

El furgón de la Guardia Civil con los dos detenidos entró en el edificio judicial compostelano pocos minutos antes de las 10.00 horas de este viernes.

La de este viernes es la primera las comparecencias en la que las partes se podrán pronunciar, por ejemplo, sobre la solicitud del levantamiento del secreto de sumario, que está vigente por un mes desde la apertura de la causa el pasado 22 de septiembre con el hallazgo del cadáver de Asunta Basterra en una pista forestal de Cacheiras.

LOS INFORMES MÉDICOS CONFIRMAN USO PROLONGADO DE SEDANTES

El informe de toxicología remitido al Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago sobre el análisis efectuado a pelos de la niña Asunta Basterra Porto ha revelado que a la menor se le habían administrado fármacos sedantes desde hacía un largo periodo de tiempo.

Antes de concluirse este informe, análisis toxicológicos realizados al cuerpo de la niña Asunta Basterra Porto habían revelado que la menor había ingerido una dosis alta de un fármaco del grupo de los ansiolíticos.

En concreto, los análisis reflejaban que la menor tenía 0,68 microgramos por mililitro de sangre de una sustancia del grupo de las benzodiazepinas que se correspondería con lorazepam, una dosis que se considera alta para una menor de 12 años.