Tres mujeres desnudas interrumpen el pleno del Congreso al grito de "el aborto es sagrado"

El aborto volvió a entrar por sorpresa en el Congreso de los Diputados cuando varias mujeres pro abortistas del grupo Femen que asistían a la sesión de control al Gobierno como público interrumpieron el pleno del Congreso mientras intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardon. Fueron expulsadas tras desnudarse de cintura para arriba gritando: "aborto es sagrado"

Qué.es 9 de octubre de 2013

Vídeo: Atlas

Tres activistas feministas, desnudas de cintura para arriba, interrumpieron este miércoles el Pleno del Congreso gritando desde la tribuna del hemiciclo "Aborto es sagrado", lo que obligó a parar la sesión mientras el presidente de la Cámara, Jesús Posada, ordenaba su desalojo.

Cuando los agentes de seguridad de la Cámara intentaban expulsarlas de la tribuna, una de las jóvenes -que llevaban escrito en el torso ese mismo lema que gritaban- se agarró a la barandilla de la tribuna provocando un forcejeo con los agentes de policía.

El incidente se descadenó cuando intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que reprochó que algunos diputados de la oposición aplaudieran el acto reivindicativo. Gallardón lamentó haber tenido que escuchar un "grito tan imposible de entender como que el aborto es sagrado", y ha añadido que le extraña mucho más que "encima" los diputados de IU hayan aplaudido la interrupción de la sesión.

Sin embargo, la acción reivindicativa fue vista con buenos ojos por el diputado de Esquerra (ERC) Joan Tardá y por el portavoz de Izquierda Plural José Luis Centella, que en los pasillos del Congreso tachó de cínico que el Gobierno se queje de que se aplauda esta iniciativa cuando el Grupo Popular ha ovacionado "dramáticas" medidas de recorte para la población española. "No se pueden criminalizar protestas siempre que sean pacíficas y que no atenten contra nadie, como en este caso", ha dicho.