El Congreso aprueba la Ley de Transparencia con los votos del PP y los nacionalistas

El Partido Popular y los grupos nacionalistas han aprobado en el Congreso la Ley de Transparencia, que ahora será enviada al Senado y se espera su aprobación definitiva en enero.

Europa Press 12 de septiembre de 2013

El Pleno del Congreso ha aprobado, para su remisión al Senado, la Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

La norma ha salido adelante con los votos del PP, CiU, PNV, Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias y el rechazo de PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, Amaiur, ERC, BNG, Compromís-Equo. Nueva Canarias y Geroa Bai se han abstenido en la mayor parte del dictamen.

La ley, que el Gobierno remitió al Congreso en septiembre de 2012, se envía al Senado un año después y se espera que esté definitivamente aprobada antes de enero.

Aunque los artículos relativos al buen gobierno entrarán en vigor en cuanto se publiquen en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los capítulos sobre la transparencia de las administraciones públicas y determinadas instituciones y entidades privadas tardará un año más en estar vigente.

Esos doce meses de carencia se han fijado para que todos los que tienen que someterse a la norma puedan reunir y preparar para su publicación todas la información que habrán de hacer pública y para poder poner en marcha el denominado Portal de la Transparencia que creará la Administración General del Estado.

La votación que ha tenido lugar en el Pleno ha sido muy similar a la que se registró el pasado 31 de julio cuando la ley se aprobó en la Comisión Constitucional.

Eso sí, en esta ocasión el PSOE ha podido votar en contra, haciendo así el efectivo el voto negativo que no pudo emitir en la comisión ya que, por un error, contaba con que habría una votación final sobre el conjunto del dictamen que, conforme al Reglamento no se produjo.