Tragedia en Santiago: El maquinista pasa a disposición judicial y la Policía toma declaración a los viajeros

Francisco José Garzón, el maquinista del Alvia siniestrado e la curva de A Grandeira,  estará este domingo ante el juez de instrucción de Santiago de Compostela. Está acusado de homicidio por imprudencia y ayer se negó a declarar ante la Policía en el Hospital de Santiago. Además, la Policía ha empezado a tomar declaración como testigos a supervivientes del descarrilamiento del tren

Qué.es 28 de julio de 2013

Según han informado fuentes de la investigación, la Policía Judicial ha contactado con los supervivientes que resultaron ilesos y aquellos que sus heridas le permitían desplazarse hasta dependencias policiales.

En esta toma de declaraciones se les está preguntando a los pasajeros del Alvia accidentado cómo había transcurrido el viaje hasta el momento en que el tren descarriló, pasadas las 20.30 horas del miércoles en la curva A Grandeira, en el lugar de Angrois, a unos cuatro kilómetros de la estación ferroviaria de Santiago de Compostela.

La Policía, que se encarga de elaborar el atestado sobre el siniestro que debe entregar al juez, intenta averiguar si los pasajeros habían percibido algo que les resultase extraño durante el viaje y cómo se desarrollaron los acontecimientos posteriores al descarrilamiento.

Las declaraciones como testigos de los pasajeros se producen en la Comisaría de la Policía Nacional en Santiago, en cuyas dependencias permanece detenido el conductor del tren siniestrado en Santiago, Francisco José G.A., tras haber recibido el alta médica este sábado. La Policía lo acusa de un supuesto delito de homicidio por imprudencia.

¿SE NEGARÁ A DECLARAR ANTE EL JUEZ?

Su pase a disposición judicial se producirá una vez que la Policía concluya un primer atestado sobre el siniestro. A las 19.40 horas de este domingo se cumplen las 72 horas desde su detención el pasado jueves, con lo que su declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número tres de Santiago, Luis Aláez, debe producirse antes de esa hora.

Precisamente, la ministra de Fomento, Ana Pastor, había solicitado la colaboración a todas las personas que tengan datos que aportar a la investigación.

Expertos judiciales en este tipo de accidentes y peritos coinciden en que lo esperable es que el maquinista se niegue a declarar también ante el juez. La situación legal de Garzón Amo, que sufre heridas leves, la confirmó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una rueda de prensa que tuvo lugar en la comisaría a la que fue trasladado el maquinista. Previamente, durante su visita a la 'zona cero', acompañado por la titular de Fomento, Ana Pastor, el ministro aseguró que había "indicios racionales" de la responsabilidad del conductor del tren. 

Con la finalidad de poder estar presente en la declaración de Garzón y conocer cómo evoluciona la instrucción, Renfe también se personará en la causa abierta. Así lo anunció anoche la compañía ferroviaria, que será representada por su servicio jurídico interno. Como trabajador de Renfe, el conductor tiene derecho a asistencia letrada pagada por la empresa pero no se ha precisado si el mismo abogado de QBE, que lo asistió cuando se negó a declarar ante la Policía, lo hará también en su pase a disposición judicial.