El PP asegura que Rajoy comparecerá pero no convocado "desde Soto del Real"

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, ha recalcado este miércoles que será la semana que viene cuando se decidirá si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparece en sede parlamentaria tras la petición que el PSOE tiene previsto hacerle el día 24

EUROPA PRESS/Qué.es 17 de julio de 2013

El PP asegura que Rajoy comparecerá pero no convocado "desde Soto del Real"
El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso./Archivo

En una entrevista en Onda Cero, Alonso ha reiterado que Rajoy "seguirá viniendo y naturalmente comparecerá, pero no comparecerá al servicio de la estrategia que marque nadie para tratar de aliviar su situación procesal". De esta manera, ha señalado que las Cortes "no se convocan desde Soto del Real", en referencia a la cárcel madrileña donde se encuentra preso el extesorero del PP Luis Bárcenas. Esto "no quiere decir que el presidente del Gobierno no vaya a acudir a las Cortes", ha apuntado cuando le han preguntado si Rajoy tiene miedo a dar explicaciones sobre este asunto en el Congreso, como le exigen el PSOE y el resto de la oposición.

Según el portavoz parlamentario 'popular', el presidente del Ejecutivo "ha dado explicaciones y seguirá dando explicaciones" sobre la posible relación de las actividades ilícitas de Bárcenas con una contabilidad oculta del PP que el partido niega que exista. En este sentido, ha denunciado que "se quiere utilizar el Parlamento para levantar una cortina de humo sobre la situación procesal del señor Bárcenas", que está "levantando una montaña de mentiras" para "no explicar" el origen de los 48 millones de euros que acumuló en cuentas en el extranjero mientras trabajaba para el PP.

Por eso, ha pedido a los grupos de la oposición que "no se dejen liderar" por el extesorero y "no sean reos de su estrategia" de defensa simplemente porque crean que pueden obtener con ello "algún provecho político".

Según Alonso, Rubalcaba ha "desaprovechado ya muchas ocasiones" para pedir explicaciones a Rajoy en el Congreso, ya que los socialistas han pedido hasta en 22 ocasiones la comparecencia del presidente del Gobierno y se han producido 39 debates cara a cara entre el presidente y el líder de la oposición. Además, ha añadido que desde enero, que explotó el escándalo Bárcenas, "ha habido muchas ocasiones" y por eso "no parece que tenga mucha justificación que recurra a un instrumento extraordinario con estos argumentos".

SIN PRUEBAS

El portavoz parlamentario 'popular' ha vuelto a matizar que la contabilidad B del partido es la contabilidad de Bárcenas, y que es él el que tiene que explicar cómo es posible amasar una fortuna de 48 millones de euros. En esta línea, ha manifestado que apelan a la actuación de la Justicia y que el PP está haciendo el "esfuerzo" para "limpiar" el nombre del partido tras los escándalos de Bárcenas y la Gürtel, la trama de corrupción dentro del Partido Popular que salió a la luz hace cuatro años, y para ello están tramitando una ley de transparencia.

Alonso ha criticado la posible moción de censura del PSOE porque considera que es "utilizar un instrumento para un fin que no tiene", ya que la Constitución contempla la proposición de un candidato como alternativa al Gobierno. A su juicio, "no resulta sensato ni prudente utilizar en este momento ese instrumento por esta refriega política" y ha matizado que le gustaría que los socialistas pudieran hacer también esta reflexión.

Preguntado por las declaraciones del extesorero del PP, que aseguraba que la caja B del PP financió la defensa de los militares procesados por el accidente del Yak-42, en el que murieron 62 militares españoles, Alonso ha contestado que no puede confirmar esas cosas, y que a su juicio, "no se puede pedir que estemos constantemente desmontando las mentiras de Bárcenas". En esta línea, ha asegurado que al Partido Popular no le consta nada más que las cuentan que ya han publicado, y que es Bárcenas quien tendrá que probar esas acusaciones ya que "no hay ninguna prueba" que lo acredite.