Cacerolada en Venezuela contra Maduro, que acusa a Capriles de intento golpe de Estado

La proclamación de Nicolás Maduro, candidato chavista, como presidente de Venezuela ha revolucionado el país, que se ha manifestado en forma de cacerolada en distintas ciudades para pedir al régimen que se recuenten los votos de las elecciones del domingo.

Que.es 16 de abril de 2013

Galería de fotos

Venezuela llora a Hugo Chávez

Nicolás Maduro y su  pajarito no convencen en Venezuela. El escaso margen con el que el candidato chavista ha sido proclamado presidente tras las elecciones del pasado domingo, apenas un 50,6% de los votos, y la negativa del régimen a recontar las papeletas ha tenido como respuesta una cacerolada a nivel nacional que arrancó a las ocho de la tarde (hora local) en las principales ciudades del país.

Los opositores fueron convocados a través de las redes sociales y acudieron especialmente a la Plaza de Altamira de Caracas, donde en un principio la Guardia Nacional intentó disolverla con gases lacrimógenos sin que se registraran incidentes mayores.

Maduro carga contra Capriles

En el otro lado de la historia, el presidente electo pone en marcha una teoría conspiratoria en su contra. Desde el Palacio de Miraflores, Nicolás Maduro responsabilizó directamente a su principal oponente electoral, Henrique Capriles de dirigir un "golpe de Estado" en Venezuela al no reconocer la voluntad de la mayoría.

"Quien pretenda vulnerar la mayoría, está intentando dar un golpe de Estado", advirtió Maduro, para luego reiterar: "Ahora mismo hay en marcha un intento de golpe". Luego añadió: "Si es por un voto que gano, la mayoría manda. Si no, ¿entonces para qué vamos a elecciones? La voluntad popular es invulnerable".