El PP dice que el "chivatazo" es el talón de Aquiles de Rubalcaba

El ministro del Interior, Antonio Camacho, ha asegurado hoy que el anterior responsable del Departamento, Alfredo Pérez Rubalcaba, no tiene ninguna responsabilidad en el "chivatazo" a ETA por el caso Faisán, que el PP ha considerado como "talón de Aquiles de un candidato marcado por la sospecha".

Madrid, EFE 14 de septiembre de 2011

En la sesión de control en el Congreso, el diputado del PP Ignacio Gil Lázaro ha atribuido a Rubalcaba "toda" la responsabilidad del caso Faisán y ha acusado a Camacho de ser "corresponsable de ese escándalo".

El chivatazo es "el talón de Aquiles de un candidato marcado por la sospecha", ha señalado Gil Lázaro, antes de indicar que nadie se puede creer que Rubalcaba estuviera "en la inopia" mientras sus subordinados decidían por su cuenta el soplo que en 2006 alertó a ETA de una operación contra su red de extorsión.

El parlamentario del PP ha opinado que "quienes urdieron y ejecutaron el 'chivatazo' no pueden invocar los éxitos de la lucha contra el terrorismo para tratar de deslegitimar los autos de procesamiento decididos por un juez".

Tras recordar que las urnas decidirán muy pronto, ha instado a Rubalcaba a no dar lecciones a nadie porque "representa lo peor de pasado y del presente del socialismo".

Por su parte, el ministro del Interior ha explicado que la investigación judicial del caso Faisán está abierta, y ha agregado que no se puede hablar de "dudas racionales sobre la legalidad de la actuación del ex ministro porque eso le corresponde al juez", que en cinco años no ha citado ni al exministro de Interior ni a él mismo.

Camacho ha instado al PP a pedirle responsabilidades políticas a su candidato, Mariano Rajoy, y ha criticado a esta formación por utilizar la lucha antiterrorista para "erosionar" a Rubalcaba.

"De seguir sus tesis en materia de responsabilidad política, la mitad del banco del PP estaría vacía", ha dicho el titular de Interior, quien ha recordado que hay ministros de esta formación en cuyos departamentos ha habido condenas por hechos muy graves.

Ha recalcado que el PP tiene decenas de alcaldes, consejeros e incluso un presidente de comunidad autónoma, que ha tenido que dimitir porque está citado a un acto de juicio oral por un delito de corrupción en alusión a Francisco Camps.

Tras criticar la pretensión del PP de erosionar a Rubalcaba, en lugar de controlar al Gobierno, Camacho se ha negado, "por cortesía parlamentaria", a utilizar el calificativo de aquella persona que carece de responsabilidad.

Ha arremetido contra el PP por no interesarse por aquellas cuestiones que les preocupan a los españoles, como la política antiterrorista, la seguridad vial o la criminalidad, al tiempo que ha recordado que cuando Mariano Rajoy fue ministro del Interior consiguió las mayores cifras de criminalidad con las menores plantillas policiales en democracia.