Liberado anticastrista que participó en una infiltración armada, según la disidencia

El preso político cubano Efraín Rivas Hernández, que cumplía 20 años de cárcel por participar en una infiltración armada anticastrista, fue excarcelado el jueves bajo libertad condicional, informó hoy la opositora Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

La Habana, EFE 22 de abril de 2011

Rivas Hernández, de 50 años de edad y considerado preso político en los listados de la CCDHRN, fue encarcelado junto a otros dos anticastristas el 11 de febrero de 1996 "mientras realizaban una operación armada contra el Gobierno de Cuba", tras infiltrarse por la playa de Varadero, según un comunicado divulgado este viernes por esa comisión disidente.

Los tres encausados pertenecían a organizaciones anticastristas radicales con sede en el sur de Florida (EE.UU.) y fueron condenados a 20 años de cárcel o más bajo los cargos de "Otros actos contra la Seguridad del Estado, Terrorismo y Propaganda Enemiga", añade la comisión.

Además recuerda que en estos momentos hay al menos una decena de prisioneros condenados por similares motivos y casi todos han sobrepasado el tiempo mínimo de cumplimiento de sus condenas para que se les conceda la libertad condicional.

La excarcelación de Rivas se produce después de que la semana pasada el presidente cubano, Raúl Castro, diera por concluido el proceso de excarcelaciones de presos políticos -"contrarrevolucionarios", según su definición, abierto en la isla en julio de 2010.

El Gobierno del general Castro se comprometió el año pasado a liberar a todos los presos del llamado "Grupo de los 75", disidentes condenados en la "Primavera Negra" de 2003 que permanecían en prisión (52 en aquel momento), en el marco de un inédito diálogo con la Iglesia católica que fue respaldado por el Gobierno español.

Las autoridades cubanas extendieron luego las excarcelaciones a otra categoría de presos condenados por delitos contra la seguridad del Estado.

En total, durante el proceso fueron liberados 115 presos, de los cuales 103 viajaron a España con 647 familiares, y sólo doce del "Grupo de los 75" rechazó el exilio y permanecen en la isla después de haber sido excarcelados.

Organizaciones disidentes como la CCDHRN y las Damas de Blanco sostienen que aún quedan en las cárceles cubanas entre cincuenta y sesenta presos políticos.