Sindicatos y patronal deciden hoy el alcance de la negociación colectiva

Los sindicatos y la patronal volverán a reunirse hoy para la reforma de la negociación colectiva, en un encuentro que la CEOE considera determinante para saber "si hay o no masa crítica" para un acuerdo, aunque ambas partes reconocen que las posturas están todavía muy alejadas.

Madrid, EFE 22 de marzo de 2011

La reunión de hoy, a la que asistirá el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, podría servir para poner sobre el papel los puntos básicos del acuerdo, que el Gobierno podría presentar en el Consejo Europeo de los días 24 y 25.

La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, confió en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "pueda dar algunas pinceladas de lo que va a ser ese acuerdo" en la cumbre europea de final de semana, aunque no se logre alcanzar un consenso de los agentes sociales a tiempo.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, insistió en que los interlocutores sociales han de informar a la sociedad de la marcha de las conversaciones, ya que si realmente hay posibilidades de acuerdo el Ejecutivo está dispuesto a esperar "algún día más o alguna semana más" antes de legislar por su cuenta.

También desde el Gobierno, la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, dijo que si hay "recorrido" para cerrar el acuerdo "lo de menos es cuándo se produzca".

El secretario general de la CEOE, José María Lacasa, explicó que la reunión de hoy servirá para hacer balance de lo hablado durante casi dos meses y ver si se da "un paso adelante ambicioso".

En este sentido, dijo que lo más importante para los empresarios es lograr medidas concretas de flexibilidad interna para mejorar la gestión de los recursos humanos, pero aseguró que no se hará a cambio de dar "más poder" a la representación social de los trabajadores, como asegura que quieren los sindicatos.

"En los trazos gruesos estamos de acuerdo, pero hay mucha letra pequeña muy difícil que es donde tenemos que mejorar", aseguró en referencia a la flexibilidad interna.

Desde el lado sindical, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, expresó su confianza en que esta semana se pueda dar un "paso importante" a condición de que las organizaciones empresariales "renuncien a posiciones maximalistas".

Según Fernández Toxo, para quien el problema fundamental radica en "cómo interpreta cada parte la flexibilidad", los empresarios deberían renunciar además a introducir en la reforma "cuestiones que no tienen nada que ver con el continente de la negociación colectiva y sí con el contenido" y, si eso es así, espera que se pueda llegar a un acuerdo "en un espacio temporal muy corto".

No obstante, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, descartó que esta semana se pueda llegar a un preacuerdo en materia de negociación colectiva, que el Gobierno pueda presentar al Consejo Europeo.

Según afirmó, se está negociando en "profundidad", se está trabajando "a tope" y con voluntad de llegar a un acuerdo lo antes posible, pero advirtió de que las negociaciones tienen su ritmo y que no ayudan a la consecución del pacto ni las "presiones" ni las "prisas" por acelerar la negociación.