Varias organizaciones exigen al Gobierno que paralice la venta de armas a Marruecos

Siete organizaciones jurídicas y sociales han exigido hoy al Gobierno que paralice la venta de armas a Marruecos, en cumplimiento de la legalidad nacional e internacional, y mientras siga incumpliendo con el respeto a los derechos humanos y usando el armamento procedente de España contra la población del Sahara Occidental.

Madrid, EFE 9 de abril de 2010

Varias organizaciones exigen al Gobierno que paralice la venta de armas a Marruecos
Representantes de diversas asociaciones sociales y jurídicas presentaron hoy, por primera vez en España, una denuncia en el Ministerio de Industria por la concesión de autorizaciones de exportación de material de defensa y de productos y tecnología de doble uso a Marruecos. EFE

Las organizaciones, entre las que figuran la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis, la Asociación Pro Derechos Humanos de España y la Asociación Internacional de Juristas por El Sahara Occidental, han presentado ante el Ministerio de Industria una denuncia por la concesión de autorizaciones de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnología de doble uso a Marruecos.

Se trata de la primera vez que se presenta una demanda de estas características en contra de la venta de armas a un país extranjero, según han resaltado los autores de esta iniciativa tras registrar la denuncia en la sede de Industria.

La portavoz de este colectivo, Inés Miranda, también representante legal de Aminatu Haidar, ha declarado a los periodistas que Marruecos es el segundo o tercer país que recibe más armas por parte de España.

Ha explicado que la exportación de armas a Marruecos vulnera la ley de armas, que en su artículo 8 establece la prohibición de la venta a países con conflictos internos o con incumplimientos en materia de derechos humanos, entre otros asuntos.

También se vulnera el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas sobre el Sahara Occidental, ha afirmado Miranda, quien ha recalcado que "no hay razón alguna para que Marruecos reciba armas de España".

Los denunciantes piden también que se denieguen las próximas autorizaciones de transferencias, cesiones u otras transmisiones de armamento a Marruecos y solicitan la suspensión y revocación de las autorizaciones vigentes de exportación o transferencia, cesiones u otras transmisiones de armamento pendientes de ejecución.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Familiares y presos saharauis, Abdeslam Omar, ha denunciado que Marruecos usa las armas que vende España contra la población civil del Sahara Occidental y contra mujeres y niños que huyen de las zonas de conflicto.

Entre las organizaciones denunciantes están también el Observatorio Asturiano de Derechos Humanos para El Sahara Occidental, el Observatorio Aragonés para El Sahara Occidental y la Asociación Canaria de Juristas por la Paz y los Derechos Humanos.

La denuncia también ha sido remitida a los miembros de la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa (órgano encargado de las autorizaciones y nuevas ventas de armas), entre los que se encuentran el secretario de Estado de Exteriores o el director del Centro Nacional de Inteligencia.

Según los datos que manejan estas asociaciones, en 2007 se exportaron a Marruecos armas por valor de 176,8 millones de euros, en 2008 unos 113,9 millones y en el primer trimestre de 2009 unos 29,5 millones.