Mujeres violadas en la guerra de Guatemala reclaman justicia en un juicio simbólico

Mujeres indígenas que fueron víctimas de violaciones sexuales durante el conflicto armado en Guatemala (1960-1996) demandaron hoy justicia al Estado ante un simbólico Tribunal de Conciencia con el objetivo de que miles de casos de este tipo no queden en la impunidad.

Guatemala, EFE 4 de marzo de 2010

Mujeres violadas en la guerra de Guatemala reclaman justicia en un juicio simbólico
Una mujer indígena maya sostiene un clavel el pasado 25 de febrero, durante una manifestación en Ciudad de Guatemala con motivo del Día Nacional de la Dignificación de las Víctimas del Conflicto Armado (1960-1996). EFE/Archivo

Más de un centenar de mujeres que sobrevivieron a las violaciones comparecieron en el Tribunal de Conciencia, conformado por activistas humanitarias, para presentar relatos y testimonios con el fin de que se conozca lo que sufrieron y que los hechos sean considerados como "crímenes de guerra y lesa humanidad".

Una dirigente de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG), que organizó el evento, Maya Alvarado, explicó a Efe que el "Tribunal de Conciencia contra la violencia sexual de las mujeres durante el conflicto armado" es una especie de "justicia simbólica y alternativa".

Hasta ahora, sostuvo Alvarado, ningún caso de violación sexual durante la guerra ha sido investigado, mucho menos juzgado, por lo que los hechos permanecen en "total impunidad".

La activista comentó que desde hace seis años los organizadores del Tribunal de Conciencia, entre los que se encuentra la Comisión Nacional de Viudas de Guatemala (Conavigua), han trabajado con mujeres que fueron violadas durante la guerra para exigir justicia.

La intención del "ejercicio simbólico" es que el Estado cuente con las herramientas suficientes para que pueda cumplir su obligación de garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, anotó.

Alvarado dijo que no se tienen estadísticas de las mujeres que sufrieron vejámenes por parte de los militares, pero se estima que fueron cientos de miles, sobre todo indígenas.

Comentó que el Programa Nacional de Resarcimiento (oficial) ha recogido ya algunos testimonios y ha comenzado a resarcir a las víctimas de este tipo de crímenes.

Además, añadió, en el informe "Memorias del Silencio", de la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH), quedaron plasmados los desgarradores testimonios de las mujeres violadas por los soldados durante la guerra.

En conflicto bélico, que acabó en diciembre de 1996 con la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y la guerrilla, dejó más de 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, según la CEH.