Exiliados chilenos reclaman al Gobierno poder regresar al país

Exiliados políticos chilenos, entre los que se encuentra el ex guerrillero Jorge Escobar Díaz, reclamaron hoy al Gobierno que les permita regresar al país.

Santiago de Chile, EFE 19 de mayo de 2009

Exiliados chilenos reclaman al Gobierno poder regresar al país

Los chilenos, desterrados en Europa y Argentina, realizaron su demanda a través del "Comité Chile Vuelvo", una organización creada recientemente para terminar con el exilio y el extrañamiento político, que hoy presentó un manifiesto que próximamente entregará a la presidenta Michelle Bachelet.

Alejandra Arriaza, abogada especialista en derechos humanos que representa a la entidad, explicó que el comité surgió a raíz de la llegada a Chile de Jorge Escobar Díaz el pasado 26 de marzo, tras quince años expatriado en Noruega.

Escobar, cuyo ingreso fue autorizado para visitar a su madre, enferma de un cáncer terminal, fue miembro del "Mapu Lautaro", una organización de resistencia durante la dictadura de Augusto Pinochet y que prosiguió con la lucha armada tras el restablecimiento de la democracia en 1990.

"No queremos seguir viviendo con compatriotas nuestros en situaciones tan aberrantes como que se les impida volver a Chile cuando las penas que ellos están pagando hoy en día obedecen a procesos que estuvieron lejos de todas las normas", indicó la abogada.

La pena de exilio fue impuesta por decreto por el régimen de Pinochet (1973-1990) contra los opositores y también fue aplicada tras la llegada de la democracia por tribunales militares durante el Gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994) contra activistas que siguieron con la lucha armada.

En la actualidad hay nueve ciudadanos chilenos que cumplen penas de extrañamiento en el extranjero, y cerca de un centenar más no puede ingresar al país porque tiene procesos pendientes con la justicia militar o las fuerzas especiales.

El ex lautarista Jorge Escobar, quien estuvo en prisión en tiempos de la dictadura, consideró que la conmuta de la pena de prisión por la de extrañamiento fue una manera de "prolongar el castigo".

"Este es mi país, un país que quiero, y no importa cuánto tiempo voy a estar fuera, esto no va a suplir el estar con mis compañeros y mi familia", indicó Escobar, que aún debe cumplir cinco años de su pena de destierro.

En tanto, el abogado Alberto Espinoza, que representa a la organización, destacó la "contradicción" que supone que los exiliados consten en los informes de víctimas de violaciones a los derechos humanos y, a su vez, se les prohíba volver a su país.

"Es una necesidad humanitaria que el Gobierno escuche el llamado que se está haciendo por estas personas y que tome la decisión definitiva de poner fin al exilio (...) de estas personas que son luchadores por la libertad y la democracia", apuntó.

Posteriormente, los miembros de "Chile Vuelvo" se dirigieron hacia el Palacio de La Moneda para entregar a Bachelet las peticiones de indulto de los ex guerrilleros Jorge Escobar, Héctor Maturana y Hugo Marchant.

Héctor Maturana perteneció al Frente Patriótico Manuel Roxdríguez (brazo armado del Partido Comunista de Chile durante el régimen militar) y Hugo Marchant fue miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que también combatía con las armas a la dictadura.

Los responsables de la organización indicaron que harán circular entre la población el manifiesto con sus reclamos para conseguir la máxima cantidad posible de firmas antes de entregarlo a Bachelet.