Garzón procesa a 44 miembros de Batasuna, PCTV y ANV

44 dirigentes de las ilegalizadas formaciones independentistas Batasuna, PCTV y ANV, entre ellos Joseba Permach, Pernando Barrena, Juan José Petrikorena y la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galparsoro, han sido procesados por integración en ETA.

EFE 23 de marzo de 2009

Garzón procesa a 44 miembros de Batasuna, PCTV y ANV
El juez Baltasar Garzón ha procesado hoy por integración en ETA a 44 miembros de la cúpula de la ilegalizadas Batasuna, PCTV y ANV, entre ellos a la alcaldesa de Mondragón (Guipúzcoa) Inocencia Galparsoro (ANV) y a los dirigentes de Batasuna Joseba Permach, Pernando Barrena y Juan José Petrikorena.

En el auto de procesamiento, que consta de 583 folios, el magistrado de la Audiencia Nacional explica que ANV y PCTV han sido "instrumentalizadas por los miembros de la mesa nacional de Batasuna para continuar la acción delictiva diseñada por ETA".

A través de esa instrumentalización, según expone el juez, los responsables de Batasuna lograron disponer, a través del PCTV, "de 837.000 euros con los que contribuyeron al sostenimiento del entramado político de la organización terrorista, gracias a la presencia en las instituciones democráticas".

Los responsables de PCTV y ANV, añade, también han actuado plegándose a las directrices de Batasuna como es el caso del presidente de ANV, Kepa Bereziartua, y la alcaldesa de Mondragón Inocencia Galparsoro, quien tras ingresar en prisión por estos hechos quedó en libertad bajo fianza de 30.000 euros.

También asegura que los responsables de estas formaciones se han dedicado a presionar y a coaccionar a los miembros de otros partidos políticos y "se han aliado" con las ilegalizadas Segi, Askatasuna y los movimientos pro amnistía para desarrollar campañas en contra del tren de alta velocidad del País Vasco (TAV).

Para llegar a estas conclusiones, el juez se basa en los documentos intervenidos a los procesados, entre ellos al miembro de Batasuna Gorka Murillo al que se le incautaron dos pendrives, uno de los cuales fue hallado en la chimenea de su casa "medio quemado".

En uno de los archivos de estos dispositivos de almacenamiento, figura un documento titulado "ETA les desea felices fiestas.ppt", que consta de un programa y un cartel de la banda en el que aparece la imagen de dos encapuchados.

También había documentos sobre las actividades del recientemente fallecido dirigente del PNV Gorka Agirre, así como de los contactos de ETA durante las distintas treguas, desde las conversaciones de Argel hasta el último alto el fuego de marzo de 2006 a junio de 2007.

La mayor parte de estos documentos son cartas remitidas por la banda terrorista a los Gobiernos español y francés de cada periodo de tregua, así como la propuesta de paz que ETA planteó al PNV y que se materializó en el llamado "pacto de Estella" de 1998.

Además de los citados, Garzón ha procesado esta vez a los franceses Jean Claude Aguerre, Haizpea Abrisketa, Xabier Phillipe Larralde y Aurore Martín, así como a José Manuel Jurado, Eusebio Lasa, Imanol Iparaguirre, Juan José Ibaceta, Joana Regueiro, Ángel María Elcano, Asier Imaz, Mikel Garaiondo y Tomasa Alejandre.

También figuran Arantza Santesteban, Ibon Arbulu, Karmele Ayerbe, María Teresa Díaz de Heredia, Marije Fullaondo, Jon Kepa Garay, Mikel Etxaburu, Ana Lizarralde, Anne Petralanda, Francisco Javier Urrutia, Mikel Gotzon Zubimendi, Nuria Alzugaray y Egoitz Apaolaza.

El resto son Iñigo Balda, Gorka Díaz Martín, Unai Fano, Maite Fernández Labastia, Aitor Aranzabal, Joseba Zinkunegi, Alazne Arozena, Peio Xabier Gálvez, Antón Gómez Lorente, Asier Arraiz Barbadillo, Rufino Etxeberria y Juan Cruz Aldasoro.

Garzón les comunicará personalmente a todos ellos su procesamiento entre el 13 y el 20 de abril y ha librado comisiones rogatorias a Francia para que le informen si los procesados de nacionalidad francesa tiene alguna causa abierta en su país por hechos idénticos o similares por los que les ha procesado.

Hace casi un año, el pasado 1 de abril, Garzón dio por concluido el sumario que abrió en 2002 para investigar la subordinación de Batasuna a ETA y la financiación de la banda a través de las "herriko tabernas", en el que ya procesó a 41 integrantes de esta formación, entre ellos a su portavoz Arnaldo Otegi, que están pendientes de ser juzgados.