Bolivia asume oficialmente el control de las acciones de Sabsa

El Gobierno boliviano asumió hoy de forma oficial el control del total del paquete accionarial de la empresa Sabsa, filial de la española Abertis y participada por Aena, en la primera reunión del directorio tras su expropiación, decretada hace dos semanas por el presidente Evo Morales.

La Paz, EFE 2 de marzo de 2013

El ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, anunció en la ciudad oriental de Santa Cruz que hoy concluyó la intervención provisional a Servicios de Aeropuertos de Bolivia SA (Sabsa), dispuesta el pasado 18 de febrero tras la expropiación de la firma.

"Oficialmente, el Ministerio de Obras Públicas, en representación del Estado plurinacional de Bolivia, ha asumido el paquete de acciones de Sabsa nacionalizada. Nosotros controlamos el 99,9% del total de las acciones, somos accionistas mayoritarios", indicó Sánchez al terminar la reunión.

Explicó que el directorio eligió a su presidente, Milton Claros Hinojosa, designó gerentes para la oficina nacional y los tres aeropuertos que administra Sabsa y aprobó una nueva escala salarial.

Morales ordenó hace dos semanas la nacionalización de Sabsa, compañía que administra los aeropuertos de las ciudades de El Alto (que sirve a La Paz), Cochabamba y Santa Cruz.

El Gobierno boliviano alegó entonces que las inversiones realizadas por la filial de Abertis eran insuficientes.

Sabsa es la sexta filial de compañías españolas que es expropiada por el gobernante boliviano en menos de un año, tras las nacionalizaciones de cuatro pertenecientes a Iberdrola y otra de Red Eléctrica de España, que se produjeron en 2012, sin que hasta el momento se haya alcanzado un acuerdo para la compensación económica en ninguno de los casos.

El Gobierno español advirtió, tras la expropiación, de que la medida tendrá consecuencias sobre las relaciones bilaterales, mientras que la Comisión Europea ha reclamado a Bolivia que compense de forma "rápida" y "adecuada" a Abertis y Aena por la expropiación de Sabsa.

Sánchez volvió a defender la medida al asegurar que Sabsa "tenía la obligación de invertir más de 257 millones de dólares hasta 2022 y 27 millones hasta 2012" y solamente invirtió cerca de seis millones, aunque logró beneficios superiores a los 20 millones.

Señaló que desde el lunes se asumirán algunas "tareas significativas" inmediatas, incluida una auditoría "para identificar todos los movimientos de recursos económicos y financieros que ha realizado Sabsa" porque, según dijo, se tienen "indicios de que hubo doble contabilidad y evasión de impuestos".

También adelantó que el Gobierno boliviano prevé invertir 260 millones de dólares hasta 2014 para la mejora y la incorporación de nueva tecnología en todos los aeropuertos del país.