Si tu hijo no quiere ir al colegio bajo ningún concepto cuando antes no era así, es signo inequívoco que algo en el aula no va bien./Archivo


Esta foto pertenece a la categoría: Curiosas