¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Google puede predecir la muerte de una persona con la precisión del 95%

La Inteligencia Artificial de Google es capaz de calcular la muerte de un paciente gracias a un nuevo algoritmo.

Que! 30 de julio de 2018

Google puede predecir la muerte de una persona con la precisión del 95%
Foto: Pixabay

Parece que Google puede predecir el día de la muerte de una persona. Un estudio científico publicado por la revista 'Nature', una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo, afirma que la Inteligencia Artificial de Google está lista para descifrar cuál será el día más desafortunado de nuestra vida. 

El gigante californiano de la tecnología ha llegado a una colaboración con la Universidad de Stanford para ayudar a testar un nuevo sistema informático basado en la inteligencia artificial para predecir cuando los pacientes ingresados morirán.  

No se trata de ciencia ficción, sino de ciencia. El mérito es de un algoritmo desarrollado por el gigante Mountain View capaz de predecir hechos como la muerte.

En el artículo de 'Nature' se afirma que la inteligencia artificial de Google ha analizado más de 114.000 casos de pacientes de manera individual ingresados en el hospital por, por lo menos, 24 horas. El resultado ha sido sorprendente. Ha sido capaz no sólo de calcular con increíble precisión las muertes, sino también las hospitalizaciones no programadas y diagnósticos finales de los sujetos analizados.
¿Cómo puede llevar Google a cabo las previsiones?

Utilizando el sistema de 'deep learning', Google ha analizado 160.000 expedientes médicos de pacientes hospitalizados en las estructuras de Stanford y Lucile Packard Children's Hospital. El sistema -gracias a la inteligencia atificial- de manera completamente automática ha podido catalogar informaciones antiguas contenidas en informes médicos en PDF (incluídos apuntes escritos a mano y poco comprensibles).

Este procedimiento ha permitido la reconstrucción del historial médico de los pacientes, comprendidos los diagnósticos finales. Gracias a estos datos, Google ha podido predecir el día de la muerte de los pacientes sin equivocarse casi nunca.