¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Resuelto el misterio de por qué la torre de Pisa ha sobrevivido a terremotos

La torre de Pisa ha logrado sobrevivir sin daños al menos acuatro fuertes terremotos desde 1280.

Servimedia 9 de mayo de 2018

Resuelto el misterio de por qué la torre de Pisa ha sobrevivido a terremotos

La torre de Pisa, que es la torre del campanario de la catedral de esta localidad italiana y muy popular debido a su característica inclinación, ha sobrevivido a fuertes terremotos debido a un fenómeno conocido como interacción dinámica suelo-estructura (IDSE).

Así lo asegura un equipo de 16 investigadores dirigido por Camillo Nuti, de la Universidad de Roma Tres (Italia), que ha estudiado el misterio de cómo la torre inclinada de Pisa ha sobrevivido a varios terremotos, lo que ha desconcertado a los ingenieros durante muchos años. En ese grupo figura George Mylonakis, del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Bristol (Reino Unido).

A pesar de inclinarse precariamente en un ángulo de unos cinco grados, lo que lleva a una desviación de cerca de cinco metros, la torre de Pisa (que tiene unos 58 metros de altura desde la base) ha logrado sobrevivir sin daños al menos acuatro fuertes terremotos desde 1280, según informó la Universidad de Bristol.

Dada la vulnerabilidad de la estructura, que apenas logra mantenerse vertical, se esperaba que sufriera un daño grave o incluso un colapso debido a la actividad sísmica moderada. Sorprendentemente, esto no ha sucedido y hasta ahora esto ha desconcertado a los ingenieros durante mucho tiempo.

Después de estudiar la información sismológica, geotécnica y estructural disponible, el equipo de investigación concluyó que la supervivencia de la torre se puede atribuir a un fenómeno conocido como interacción dinámica suelo-estructura.

La combinación de la considerable altura y rigidez de la torre con la suavidad de la base del suelo hace que las características vibratorias de la estructura se modifiquen sustancialmente, de tal manera que el campanario de la catedral de Pisa no resuene con los movimientos sísmicos. Ésta ha sido la clave de su supervivencia. La combinación única de estas características le otorga a la torre de Pisa el récord mundial de efectos de este tipo.

"Irónicamente, el mismo suelo que causó la inestabilidad inclinada y puso la torre al borde del colapso puede ser acreditado por ayudarlo a sobrevivir a estos eventos sísmicos", apunta Mylonakis.

Los resultados del estudio se han presentado en talleres internacionales y se anunciarán formalmente en la 16ª Conferencia Europea de Ingeniería de Terremotos, que tendrá lugar en Tesalónica (Grecia) del 18 al 21 de junio de este año.