¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

El joven británico que casi fallece por morderse las uñas

Luke Hanoman, británico de 28 años de edad y padre de dos hijas, pensaba que había contraído gripe.

Qué! 3 de mayo de 2018

Un simple acto tan normal como es el caso de morderse las uñas estuvo a punto de costarle la vida a un joven británico. Luke Hanoman, un joven británico de 28 años y padre de dos hijas que trabaja de operador de almacén en Southport, pensaba que solo se trataba de una gripe cuando realmente había contraído la sepsis.

Según informa 'Mirror', todo comenzó cuando Hanoman se mordió las uñas y de manera accidentada se llevó un trozo de piel. A pesar del dolor, no consideró que el problema era grave, hasta que un día se echó a dormir pensando que se encontraría mejor.

A la mañana siguiente, su madre lo encontró durmiendo todavía y llamó a urgencias, al observar que en el cuerpo de su hijo había "líneas rojas" como sinónimo de infección y tenía fiebre alta: "Lo único que recuerdo después de que mi madre me llevase al hospital era que estaba en una camilla con un goteo en el brazo". decía Luke.

La sepsis es un dolor crítico que se desarrolla por todas las partes del organismo después de producirse una infección. Afecta a tejidos, órganos y provoca desde inflamaciones hasta fallo multiorgánico que a la postre puede producir la muerte.