¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Joven adicto a los 'selfies' confiesa que se saca unos 200 al día

El 'rey del selfie' emplea unas tres horas al día para maquillarse y estar lo más guapo posible para su sesión de fotos.

Alfonso Mata 28 de febrero de 2018

Joven adicto a los 'selfies' confiesa que se saca unos 200 al día
Foto: Instagram

Junaid Ahmed, un joven de 22 años, de Peterborough, Reino Unido, tiene una curiosa obsesión.

Este 'Adonis' puede pasar hasta tres horas delante del espejo para preparar su sesión fotográfica diaria. En un día normal puede hacerse una media de 200 fotos. Las mejores las cuelga en su página de Instagram.

Ahmed es modelo y se hace llamar el 'rey del selfie'. A lo largo de los años también se ha sometido a varios tratamientos cosméticos, incluidos dientes chapeados, rellenos de barbilla, mejillas, mandíbula y labiales.

También utiliza botox debajo de los ojos y en la cabeza. Pero eso no es todo, lleva las cejas tatuadas para que tengan la forma perfecta. 

"Cuando publico una foto, en el primer minuto o dos probablemente obtengo 100 me gusta y me encanta, mi teléfono se vuelve loco, es simplemente increíble", dijo Junaid Ahmed recientemente a la 'BBC'.

Pero su vida no es tan maravillosa como aparenta. En su página de Instagram recibe comentaros negativos de usuarios que no comparten su estilo de vida. También, cuando acudía a la escuela, experimentaba el rechazo de sus compañeros.

"Fue el peor momento de mi vida. Fui intimidado. No les gustó la forma en que miraba. Obviamente, era una de las personas más atractivas de mi escuela, y no les gustó ", aseguró el maniquí a 'Mail Online'. "Me dijeron que querían prenderme fuego para que no fuera guapo. Todavía pienso ahora '¿por qué yo? ¿Qué hice mal? ¿Por qué la gente no me gusta? Que se j****. No son tan buenos como yo, nunca lo serán ".

La adicción de Junaid a las 'selfies' es muy similar a la de Danny Bowman, un compatriota que también solía tomar unas 200 fotos de él mismo todos los días. Sin embargo, se dio cuenta de que se había convertido en una adicción y logró obtener la ayuda que necesitaba para reconvertir su vida.