¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Una travesura en un cementerio acaba con la muerte de un adolescente

E grupo de amigos se metió en un depósito del cementerio destinado a almacenar las herramientas de los trabajadores. En su interior prendieron fuego a una salamandra y quedaron atrapados por las llamas. La puerta sólo podía abrirse desde el exterior.

Alfonso Mata 13 de diciembre de 2017

Una travesura en un cementerio acaba con la muerte de un adolescente
Foto: Pixabay

La tragedia se cernió sobre un grupo de jóvenes que durante la madrugada del martes se coló en un cementerio de la Pampa (Argentina). Su travesura acabó con la muerte de uno de ellos de 14 años de edad.

Los hechos sucedieron en la localidad de Colonia Santa Teresa. Tres chicos, dos varones y una adolescente, se colaron en el campo santo durante la madrugada y se metieron en un depósito utilizado por los trabajadores municipales para guardar sus herramientas. Allí, el grupo de amigos se dispuso a quemar una salamandra con combustible. Fue entonces cuando se originó un incendio. Uno de los menores no pudo salir de la caseta y murió por inhalación de monóxido de carbono, además de sufrir importante quemaduras.

"La autopsia determinó que la muerte no fue como consecuencia de las quemaduras sino por la inhalación de monóxido de carbono, de acuerdo a lo que me confirmó el médico forense", manifestó el fiscal Juan Bautista Méndez a 'El Diario de La Pampa'.

Los otros dos adolescentes, un joven de 15 años y una chica de 14, fueron rescatados. Los superviviente sufrieron quemaduras y fueron trasladados al hospital Lucio Molas de Santa Rosa en estado grave.

La voz de alarma la dio un empleado del recinto, quien se percató del fuego y escuchó gemidos desde dentro del depósito. "Se asustó y fue a buscar ayuda", manifestaron fuentes policiales.

La puerta del recinto donde quedaron atrapados los adolescentes sólo se podía abrir desde el exterior, por lo que el grupo de amigos quedó atrapado dentro .De acuerdo al fiscal Méndez, los chicos intentaron abrir la puerta a la fuerza. En el interior del local se halló un trozo de picaporte que, aparentemente, se rompió cuando intentaron abrir la puerta.

"Creemos que todo pudo haber sido peor. El lugar adentro tiene muchos elementos de combustión, incluso la salamandra con leña. La verdad creo que no explotó porque no entró más oxígeno", precisó el fiscal del caso.