¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Qué hacer cuando tu coche se desliza como consecuencia del hielo en la carretera

Circular con marchas largas, evitar zonas de sombra o qué hacer si el coche derrapa como consecuencia del hielo. Aquí te dejamos algunos consejos para que la conducción durante el invierno sea lo más segura posible.

Alfonso Mata 12 de diciembre de 2017

Qué hacer cuando tu coche se desliza como consecuencia del hielo en la carretera
Foto: Pixabay

La nieve y el hielo pueden ser de los peores compañeros de viaje cuando estamos al volante. 

Con la llegada de las navidades, el frío se intensifica y las condiciones para la conducción se vuelven mucho más peligrosas. Si se tiene previsto realizar desplazamientos, algo muy habitual durante estas fechas, se debe estar preparado para afrontar de forma segura las inclemencias que el clima invernal nos tiene preparadas.

Aquí tienes 10 consejos que ayudaran a los conductores a sobrellevar situaciones peligrosas durante la conducción, atendiendo a las recomendaciones de la RACC

Abróchense el cinturón y siga estos pequeños trucos que le pueden salvar la vida en el asfalto.

1. Aumentar la distancia de seguridad entre los vehículos. Se recomienda dejar una distancia de dos coches.

2. No frenar bruscamente, hacerlo de forma paulatina y utilizar marchas largas.

3. Para frenar, se reducirá primero la marcha y se deberá levantar, poco a poco, el pie del acelerador.

4. Una buena idea que evita muchos riesgos es la de seguir el trazado marcado por otros vehículos.

5. Revisar las cadenas y asegurarse que éstas funcionan a la perfección.

6. Revisar que el desgaste de los neumáticos no sea inferior a 3 mm. Así garantizaremos la máxima adherencia al asfalto.

7. Llevar puestas las luces de cruce y, en caso de que sea necesario, utilizar las luces antiniebla.

8. Evitar, en la medida de lo posible, circular por zonas sombrías, donde es más fácil que el hielo perdure: hay que mantener la distancia de seguridad y no aproximarse a los interiores de las curvas.

9. Conducir con la marcha más larga posible y manteniendo la dirección recta.

10. En caso de que el vehículo derrape, girar en sentido contrario suavemente hasta que el coche se coloque. Siempre sin realizar giros bruscos.

Buen viaje, amigo conductor.