Madrid limitará a 25.000 personas el acceso a la Puerta del Sol en Nochevieja

Por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento de Madrid volverá a limitar el acceso a la Puerta del Sol para la celebración de la Noche Vieja. Los accesos se arbrirán a las 21:00 horas del día 31 y sólo podrán entrar 25.000 personas.

Alfonso Mata 4 de diciembre de 2017

El consistorio de Manuela Carmena, por segundo año consecutivo, volverá a limitar el acceso a 25.000 personas a la Puerta del Sol para la celebración del Año Nuevo

El acceso se abrirá para el público a partir de las 21:00 horas del próximo día 31 y se podrá acceder desde las calles Arenal, Mayor, Alcalá y Carrera de San Jerónimo.

Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, y Jesús Barbero, delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, han anunciado que las medidas que se tomarán este año, "serán las mismas" que se tomaron durante el anterior curso, salvo la nueva señalización en la que se indicarán los lugares por dónde se podrá abandonar la plaza.

140 agentes velarán por la seguridad de los madrileños. Desde las 21:00 horas se desalojará la plaza para permitir el acceso de 25.000 personas, dos por cada metro cuadrado; en vez de los 6 por metro cuadrado del año pasado, que no aseguraban la total seguridad a la hora de una posible evacuación.

Se podrá acceder por la Carrera de San Jerónimo y las calles de Alacalá y Mayor. El resto de calles que confluyan en la plaza deberán estar vacías para facilitar la salida en caso de que sea necesario.

La Policía Municipal comenzó con los dispositivos navideños a finales el mes de noviembre y se prologarán hasta el próximo 8 de enero, ya en 2018.

El consistorio tiene previsto que agentes de Policía realicen inspecciones aleatorias de locales de ocio los días 24, 25 y 31 de diciembre, y el 5 de enero.