¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Liberan una pitón atrapada en una casa y la serpiente vomita un cocodrilo

Tras el rescate del animal, las autoridades metieron a la pitón en una furgoneta para su traslado. En el suelo del camión, la serpiente vomitó un cocodrilo de un metro de largo y 15 kilos de peso.

Alfonso Mata 23 de noviembre de 2017

Parecía un día normal en la vida de esta tailandesa de 44 años. Pero no fue así.

Uraiwan Seksuk se encontraba realizando las típicas labores del hogar cuando notó algo raro debajo de sus pies, cuando miró hacia el suelo se llevó un gran susto al encontrar una serpiente pitón de Birmania, con la mayor parte de su cuerpo oculto bajo el suelo de la casa.

La Policía y un grupo especial de emergencias se desplazaron hasta el domicilio de Seksuk. Ayudados por unos mazos rompieron el suelo y sacaron al animal con sus propias manos. Siguiendo el procedimiento habitual, las autoridades depositaron al reptil en una camioneta para su traslado. Su sorpresa fue mayúscula, cuando la pitón vomitó un ejemplar de cocodrilo de un metro de largo y 15 kilos de peso, según informó "El diario de NY".

La pitón birmana es una de las serpientes más grandes del planeta, y causa furor en entre los amantes de los reptiles domésticos, aunque, por desgracia, no suelen recibir el cuidado necesario y acaban siendo puestas en libertad sin ningún tipo de protocolo. Tal y como aseguran desde National Geographic.

Es un reptil originario de las junglas y pantanos del sudeste asiático. Pueden superar los 7 metros de longitud y los 90 kilogramos de peso, con un grosor semejante al de un poste telefónico. La pitón birmana es carnívora y se alimenta principalmente de aves y pequeños mamíferos., aunque en este caso se tragó un cocodrilo.