¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Se despierta a casi 3.000 kilómetros, lleno de moratones y sin recordar nada

Mihai Danciu se despertó boca abajo, en el patio de un edificio del centro de Londres. Su cuerpo estaba cubierto de moratones y aseguró estar desconcertado al oír que todo el mundo a su alrededor hablaba en inglés. Las autoridades rumanas confirmaron que la historia era cierta.

Alfonso Mata 6 de noviembre de 2017

Se despierta a casi 3.000 kilómetros, lleno de moratones y sin recordar nada
Foto: Facebook

Mihai Danciu, un desempleado rumano, acudió, junto a sus amigos, a tomar una copa a un pub de la ciudad de Albesti (Rumania). 

Danciu asegura que lo único que recuerda es acudir a un pub y decir a sus colegas que encontraría un trabajo, antes de que fuera despertado a casi 3.000 kilómetros de distancia en Londres.

Mihai Danciu se despertó boca abajo, en el patio de un edificio del centro de Londres. Su cuerpo estaba cubierto de moratones y aseguró estar desconcertado al oír que todo el mundo a su alrededor hablaba en inglés. Todavía con la resaca encima fue trasladado al Whipps Cross Hospital en la capital británica. Allí, Adina Costache, una enfermera rumana, le confirmo que, efectivamente, se encontraba en Reino Unido, tal y como informan desde el Daily Mail.

Fue Costache la que publicó la historia en su cuenta de Facebook en un intento de averiguar cómo Danciu había acabado ahí.

Costache escribió: "Lo encontraron ebrio y parece que lo habían golpeado, estaba en un patio". "Fue trasladado a nuestro hospital, pero me dijo que no conocía a nadie en Londres y se sorprendió al descubrir que ya no estaba en Rumania". "No tiene ni idea de cómo llegó hasta Londres". Si alguien lo conoce y quiere enviarme un mensaje privado, se lo puedo transmitir". 

Por su parte, diferentes medios rumanos se hicieron eco del caso y confirmaron que Costache fue visto por última vez tomando copas con sus amigos en Albesti y las autoridades confirmaron que la historia era cierta.

Sus vecinos, en declaraciones a una televisión local, afirmaron que el hombre vivía con su pareja, con la que tenía dos hijos, en la casa de sus abuelos. También sabían que estaba sin trabajo y buscaba uno. Y, además, agregaron que desapareció hacía una semana.

"Era un tipo realmente agradable, aunque últimamente no ha sido él mismo porque bebe demasiado", comento uno de sus vecinos."La bebida le causó pérdida de memoria en el pasado, por lo que no es de extrañar que terminara así", concluyó.

Es poco probable que Danciu cogiera un avión para viajar a otro país, ya que en el estado de embriaguez en el que se encontraba no podría haber accedido a la aeronave. Pero si pudo haber cogido un autobús.

Las autoridades de están tramitando su regreso a Rumanía.