¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

El extraño caso de una mujer que suda sangre

La joven, de 21 años, ha sido diagnosticada con hematohidrosis, una rara enfermedad que hace que la sangre sea expulsada a través de los poros de la piel. Por su parte, la mujer asegura que solo le sucede mientras duerme o realiza ejercicios físicos.

Alfonso Mata 25 de octubre de 2017

Dos doctores de la Universidad de Florencia han detallado el caso de una mujer, de 21 años, que tiene una extraña afección que hace que su cara y manos suden sangre.

Los médicos han publicado su estudio en la revista científica Canadian Medical Association Journal. En su artículo aseguran que la mujer ha estado sudando sangre durante tres años sin que exista un desencadenante claro para que se produjera la hemorragia. Por su parte, la mujer afirma que el sangrado se produce sólo cuando está dormida o realizando una actividad física; y que en los momentos de estrés, su sangría se agudizada. Al parecer, esta anomalía, cada vez que se produce dura de uno a cinco minutos.

"La paciente se había aislado socialmente debido a la vergüenza producida por el sangrado, que además le había provocado un trastorno depresivo y otro de pánico", escribieron los médicos.

Los facultativos presenciaron esta anomalía y realizaron numerosas pruebas a la mujer, las cuáles revelaron que su conteo de sangre y funciones de coagulación sanguínea eran normales. Éste hecho llevó a los doctores a descartar un "trastorno facticio", lo que confirma que la paciente no está fingiendo la afección.

La mujer ha sido diagnosticada con hematohidrosis, una enfermedad muy poco común que hace que la sangre sea expulsada a través de la piel u otros poros. Para los profesionales la causa de esta enfermedad es todo un misterio, pero algunas teorías contemplan que puede ser producido por ciertas condiciones que afectan la coagulación sanguínea ya las condiciones psicogenéticas, que resultan de respuestas emocionales extremas, y que desencadenan síntomas físicos.

Los médicos trataron a la mujer con 'betabloqueante propranolol', comúnmente prescrito para condiciones de presión arterial y sanguínea, y experimentó una marcada reducción en sus síntomas, pero la hemorragia no cesó por completo.