¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Mata a su novio de un disparo mientras realizaban un vídeo para YouTube

Una joven de Minnesota (Estados Unidos) mató a su novio de un disparo en el pecho mientras grababan un vídeo para YouTube con el fin de conseguir más seguidores. El joven sostenía un libro convencido de que la bala no lo atravesaría.

Qué!.es 1 de julio de 2017

Monalisa Pérez, de 19 años de edad, mató a su novio Pedro Ruíz de un disparo en el pecho cuando grababan un vídeo para su canal de YouTube llamado 'La Monalisa'. La pareja pretendía realizar un peligroso vídeo con el fin de conseguir más seguidores. 

"Pedro y yo probablemente vamos a grabar uno de los vídeos más peligrosos jamás vistos. Ha sido idea suya, no mía", escribía Monalisa instantes antes de disparar a su pareja. La joven embarazada de siete meses y con una hija de tres años, fue convencida por su pareja para realizar tan disparatado vídeo. 

El pasado lunes la joven llamó a la Policía para declarar que había disparado a su pareja accidentalmente mientras grababan un vídeo para YouTube, según ha informado la 'CNN'.
Al parecer, Pedro le aseguró a Monalisa que el vídeo que preparaban era totalmente seguro. Para demostrárselo, el joven la enseño un par de libros con los que había realizado una prueba anteriormente. En ellos la bala no había llegado hasta el final, según explica el informe policial. 

Una vez convencida, la pareja se dispuso a preparar el escenario para realizar el vídeo. Prepararon dos cámaras para que el momento quedará retratado de la mejor forma posible para después subirlo a Internet. Monalisa cogió una potente pistola con la que disparó a unos 30 centímetros de distancia mientras Pedro sujetaba sobre su pecho un libro. 

El joven murió al instante y, al parecer, la hija de la pareja presenció lo sucedido. La familia de la víctima intentó disuadirlo de realizar ese vídeo, pero el alegó que quería "más espectadores".
Según publica 'El Mundo', Monalisa ha quedado en libertad tras pagar una fianza de 7.000 dólares (unos 6.100 euros aproximadamente) y se enfrenta a un cargo de homicidio en segundo grado. El juicio se celebrará el próximo 5 de julio, si es declarada culpable pasará diez años en la cárcel.