¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

Así es la inyección anticonceptiva para el hombre y así funciona

Un estudio llevado a cabo en 2015 con más de un millar de personas confirmó que la inyección anticonceptiva para hombres es eficaz hasta un 99% -similar a la píldora femenina-. Un paso más en la igualdad y la corresponsabilidad en la planificación familiar. Pero, ¿En qué consiste? Hablamos de una inyección que reduce los niveles de dos hormonas, la folicoestimulante y la luteizante o lutropina que interrumpen la producción de esperma con efecto reversible. Esta es la primer inyección masculina en la que se trabaja, pero hay alguna más. Te lo contamos

Qué.es 25 de febrero de 2016

Desde antiguo, la anticoncepción ha aparecida vinculada siempre a la figura de la mujer. En la actualidad, además de los métodos que exigen cirugía reversible, ambulatoria o no, para el hombre y la mujer, existen pastillas, anillos intravaginales e inyecciones que sí impiden la concepción, pero también tienen consecuencias y síntomas en el cuerpo femenino y el bienestar de algunas mujeres como mareos, dolores de cabeza, irregularidad en el período o aumento de peso. De todo ellos, el hombre se había mantenido al margen.Tenían unas pocas formas temporales de impedir un embarazo. La vasectomía sigue siendo la única alternativa para prevenir embarazos no deseados.

Sobre el primer método inyectable, una pregunta surge de inmediato: ¿Resulta reversible, cómo y en cuánto tiempo? Según los resultados de todos los ensayos, los pacientes volvieron a tener espermatozoides en un nivel normal entre cuatro y seis meses después del fin de las inyecciones. Y, al contrario, sólo un 1% de los hombres a los que se administró el anticonceptivo concibieron a una criatura en un período de dos años, lo que se considera un buen resultado. 

El tratamiento se probó en China, en un grupo de hombres sanos y fértiles de entre 20 y 45 años, todos habían sido padres en los dos años anteriores. Sus esposas tenían entre dieciocho y treinta y ocho años y no sufrían ningún problema de infertilidad. Los sujetos de los ensayos recibieron inyecciones mensuales de 500 miligramos de undecanoato de testosterona durante un período de dos años y medio. Pues bien, no se observaron efectos secundarios y la fertilidad de los voluntarios volvió a sus niveles habituales una vez suspendido el tratamiento.

Según el doctor Yu-Qun Gu, del Centro de Investigación Nacional de Planificación Familiar de Pekín, que ha dirigido el estudio, el régimen anticonceptivo hormonal puede ser una alternativa nueva y viable para el hombre. Sin embargo es preciso seguir las pruebas con especial atención a eventuales problemas cardiovasculares, de próstata o de comportamiento.

                               

Sobre la segunda opción, más adelantada, Vasalgel, llegaría al mercado entre 2018 y 2020. Está a punto de convertirse en el único método de planificación masculino, además del condón, aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos. Hasta el momento ha tenido buenos resultados en animales y este año será probada en seres humanos.

A diferencia de la inyección anticonceptiva femenina, la masculina no funciona con hormonas. También llamada RISUG -Reversible Inhibition of Sperm Under Guidance- este método existe desde mediados de los 70 del siglo XX por Sujoy Guha, profesor de ingeniería biomédica en el Instituto Indio de Tecnología. Este procedimiento era barato, mínimamente invasivo y totalmente reversible. Y aún hoy parece el método anticonceptivo masculino no permanente más efectivo que existe en el mundo, según todos los estudios.

En 2010, la organización estadounidense sin ánimo de lucro Parsemus Foundation, cuya misión es la de "hallar soluciones de bajo coste ignoradas por la industria farmacéutica", adquirió esta patente del RISUG por 100.000 dólares. ¿Qué ha ocurrido? En la actualidad, tras algunos ensayos, avances y retrocesos, centra sus recursos en el estudio de una inyección anticonceptiva ligeramente distinta, el Vasalgel.

¿Qué es y cómo funciona? Es la inyección de un minúsculo gránulo de gel sintético en el conducto por el que pasa el esperma, justo en el extremo en el que se une al testículo. Una vez inyectado, el gel permanece en esa posición y actúa como filtro, permitiendo el paso de fluido, pero no del esperma. ¿Y la duración de sus efectos? Este gel filtrante se mantendrá en su lugar durante diez años una vez inyectado. SI queremos volver a la situación anterior y poder tener hijos en algún momento, simplemente debería recibir otra inyección de bicarbonato sódico para disolver el gel. 

Los ensayos llevados a cabo en India con animales han demostrado que el método funciona casi a la perfección y sin efectos secundarios destacables