¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

En la expresión dar una de cal y otra de arena, ¿cuál es la buena y cuál es la mala?

Parece que es una duda eterna. Cuando escuchamos eso de 'dar una de cal y otra de arena', ¿sabemos realmente qué opción es la buena?

Que.es 10 de febrero de 2016

En principio, la cal y la arena se utilizan en la construcción para hacer edificios. Si ambas sirven para construir, tenemos una duda. Con la expresión 'dar una de cal y otra de arena' queremos decir que algo da un resultado positivo, aunque a veces lo de negativo. Sin embargo, no tenemos nada claro si la cal es lo positivo y la arena lo negativo, o viceversa. 

Según el Diccionario Espasa de dichos y frases hechas, de Alberto Buitrago Jiménez, el dicho se explicaría de la siguiente manera: 

Cuando no existía el cemento, los ladrillos o piedras se fijaban con mortero, un compuesto que se conseguía con una palada de cal -un material caro y noble- y otra de arena, mucho más abundante y menos importante. 

De aquí se deduce que dar una de cal es lo positivo, mientras que dar una de arena, es lo negativo.

De todos modos, quizás todos estemos equivocados con el fondo de la expresión, ya que según la Real Academia Española, 'una de cal y otra de arena' se define como la "alternancia de cosas diversas o contrarias para contemporizar", y no necesariamente tiene por qué tratarse de algo bueno o algo malo.

En cualquier caso, sea como sea, esperamos haber resuelto la duda principal.