¿Quieres que te sorprendamos con noticias curiosas de manera aleatoria? ¡Sorpréndeme!

El perro de David Bowie también tenía un ojo de cada color

David Bowie compartía una de sus señas de identidad más características con su perro, Max: los dos tenían un ojo de cada color.

Qué.es 4 de febrero de 2016

Dicen que los perros y sus dueños terminan pareciéndose. Quizá David Bowie y su perro Max se parecían ya de antemano y el destino los juntó para que convivieran. Fuera como fuese lo cierto es que ambos compartían un rasgo muy peculiar: la diferencia de color en sus ojos. 

En el caso de Bowie es bien sabido que el hecho de que tuviera un ojo de cada color respondía a una enfermedad llamada anisocoria, una lesión en uno de los ojos que hace que una de las pupilas sea más pequeña que al otra. Así, dependiendo de la luz, sus ojos se veían de color diferente.

El caso de su perro es diferente. Max, que ahora vive con al mujer Bowie, Iman, también tiene un ojo de cada color, pero en su caso es fruto de la heterocromía. Como se puede apreciar en la imagen posee un ojo marrón y otro azul.

Sin duda este rasgo tuvo que hermanarlos.